Cuadro de Andy Thomas.

Cuadro de Andy Thomas.

Mundo Trump

¿Por qué las redes se meten con Trump por este cuadro?

El pasado domingo, en un directo en la Casa Blanca, se pudo ver un cuadro colgado en una pared en el que aparece Trump en una mesa junto con otros célebres republicanos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha vuelto a suscitar la polémica al decorar una estancia de la Casa Blanca con un cuadro del artista norteamericano Andy Thomas en el que se ve al magnate tomando una copa junto a otros ex mandatarios republicanos como Richard Nixon o Teddy Roosevelt.

El cuadro pudo verse durante el paseo por algunas de las estancias de la Casa Blanca que Trump grabó junto a la periodista Lesley Stahl, previo a la emisión el domingo de una entrevista en el programa "60 minutos", que la informadora dirige en la cadena CBS. En este tuit, podemos ver los nombres de todos los célebres personajes que aparecen en el cuadro junto con Trump:

La pintura "The Republican Club" del citado artista no pasó desapercibida en las redes sociales, donde se produjeron todo tipo de comentarios, incluidos los del propio autor, sorprendido al ver su obra colgada en la residencia oficial del mandatario. Las redes, siempre ingeniosas, se pusieron manos a la obra para crear los mejores memes con el cuadro de Trump. Por ejemplo, este mix entre el famoso cuadro del pintor Cassius M. Coolidge:

"Estaba trabajando y encendí la televisión para ver un partido de fútbol", dijo el artista antes de reconocer a la cadena NBC que, después de que su esposa comprobara que "las redes sociales se habían encendido a cuenta del cuadro, comenzaron a llegarle llamadas telefónicas de todas partes". En este tuit, un usuario de la red social ha modificado la cara de Trump y la ha pintado como un payaso:

El pintor declaró a la revista Time sentirse "extasiado", puesto que "muchas veces los regalos no se cuelgan realmente, simplemente se guardan en un armario en alguna parte". El autor del cuadro, al descubrir que este estaba colgado, sintió mucha gratitud. "Es realmente un regalo", afirmó

Según la NBC, la pintura forma parte de una serie creada por Thomas que imagina a figuras históricas, algunas de ellas desaparecidas, socializando en varios contextos. Concretamente, en 2008 pintó un cuadro con algunos de los presidentes republicanos en una partida de póquer y algo parecido hizo con varios de los líderes demócratas que han llegado a la presidencia, agrega la cadena.

Las reimpresiones de estas obras pueden costar entre 155 y 1.700 dólares, según NBC, dependiendo del tamaño y otros factores que se incluyen en las composiciones. El artista todavía está en posesión del original.

Thomas, que ignora como llegó el cuadro a manos de Trump, explicó a la NBC que no es miembro de ningún partido político, tiene opiniones libertarias y ha votado a menudo por los republicanos.