Refugiados rescatados.

Refugiados rescatados. Open arms.

Mundo

El Gobierno autoriza al barco 'Open Arms' a desembarcar en Barcelona

Tras la negativa de Italia y Malta de permitir el acceso a su territorio a las embarcaciones de esta ONG, la nave recibe la autorización del Gobierno español para desembarcar a los inmigrantes rescatados en el puerto de Barcelona

El barco de la ONG española Proactiva, Open Arms, ha recibido la autorización del Gobierno español para atracar en un puerto español, concretamente en el de Barcelona, tras la petición de la nave después de rescatar a 60 inmigrantes frente a las costas de Libia. Ha sido la alcadesa Ada Colau quien ha ofrecido la Ciudad Condal como lugar de acogida. "Barcelona está preparada para recibir al Open Arms y a todas las personas rescatadas", ha afirmado a través de Twitter y ha pedido al presidente del Gobierno Pedro Sánchez que les "permita ayudar a salvar vidas" porque no quieren ser "cómplices de las políticas de la muerte" de Matteo Salvini.

La ONG española Proactiva rescató este sábado a 60 inmigrantes en el Mediterráneo central y busca ahora un puerto en el que desembarcar a estas personas, dada la negativa de Italia y Malta de permitir el acceso a las embarcaciones de estas organizaciones.

Proactiva, que opera con las naves Astral y Open Arms, rescató en la mañana de este sábado a un total de 60 personas de hasta 14 nacionalidades distintas, entre ellas varios niños y mujeres.

El capitán de la ONG, Riccardo Gati, informó a Efe de que los rescatados esta mañana son ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco de Siria, uno de Burkina Faso, uno de Costa de Marfil, cuatro de Eritrea, ocho de Egipto, tres de República Centroafricana, dos de Camerún, dos de Etiopía, seis de Libia, ocho de Bangladesh y uno de Guinea.

Gati refirió que la intención ahora es trasladarles a un puerto seguro, aunque por el momento se desconoce cuál pues Italia y Malta no permiten atracar a las ONG por diversos motivos y Libia no es un país considerado como seguro.

En este sentido consideró que deberá ser el Estado de bandera, es decir España, el que "busque un puerto de desembarco y se ponga en contacto con las autoridades maltesas, italianas y demás" para identificar uno.

A bordo de las naves de Proactiva viajan los eurodiputados españoles Miguel Urbán, de Podemos; Javier López, del PSOE; Ana Miranda, del Bloque Nacionalista Gallego, y la italiana Eleonora Forenza, de Refundación Comunista.

En la mañana del sábado el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, acusó a la ONG española de rescatar a los inmigrantes antes de la intervención de los guardacostas libios y avisó de que no permitirá que llegue a Italia.

"La nave Open Arms, de una ONG española con bandera española, se ha precipitado hace poco a por una patera y, antes de que interviniera un barco libio en la zona, se apresuró a embarcar a unos 50 inmigrantes", dijo el ministro ultraderechista en Facebook.

Salvini señaló que "esa nave se encuentra en aguas SAR (Búsqueda y Rescate, en inglés) de Libia", el puerto más cercano es Malta y que se trata de una asociación y un buque con bandera de España.

"Que se olviden de llegar a un puerto italiano. Stop a la mafia del tráfico de seres humanos: cuantas menos personas zarpen, menos personas mueren", defendió.

El ministro y también vicepresidente del Gobierno italiano acusa a las ONG que salvan inmigrantes en el Mediterráneo de fomentar el tráfico de seres humanos, del que se enriquecen las mafias que operan en las descontroladas playas del fallido Estado libio.

Por eso, en colaboración con el Ministerio de Infraestructuras, ha decidido prohibir el atraque de los barcos de estas organizaciones en territorio italiano, ni siquiera para aprovisionarse, según ha avisado el ministro ultraderechista.

Una política similar ha impulsado Malta, que impedirá que las ONG usen sus servicios portuarios hasta que se aclare el caso de la nave de la organización alemana Lifeline, a la que permitió el acceso el pasado miércoles con 233 inmigrantes tras seis días a la deriva.