Dos  saudíes se toman una selfie en la primera sala de cine comercial de Arabia Saudita en Riyadh.

Dos saudíes se toman una selfie en la primera sala de cine comercial de Arabia Saudita en Riyadh. Reuters

Mundo

El superhéroe negro más icónico reabre los cines de Arabia Saudí 40 años después

La proyección de 'Black Panther' es un paso más del príncipe heredero, Príncipe Heredero Mohammed bin Salman, para abrir el país culturalmente.

Noticias relacionadas

Arabia Saudí ha abierto su primera sala de cine comercial este miércoles, poniendo fin a una prohibición de casi 40 años en los cines gracias al impulso del príncipe heredero para modernizar el reino musulmán, profundamente conservador. La cinta encargada de estrenar esta sala ha sido una de superhéroes, Black Panther, que narra cómo un príncipe de una ficticia nación africana hereda el reino de su padre fallecido.

Fue un evento de gala exclusivo para invitados a la alfombra roja atrajo tuvo como protagonistas a altos funcionarios gubernamentales, dignatarios extranjeros y figuras de la industria para ver la película de superhéroes de Marvel en una pantalla de casi 14 metros en una sala de conciertos sinfónica en Riyadh reconvertida.

Black Panther supera todas las expectativas

Las entradas para el estreno abierto al público, programado para el viernes, salen a la venta el jueves, según Adam Aron, director ejecutivo del operador AMC Entertainment Holdings. "Los saudís podrán ahora ir a un hermoso teatro y ver películas de la manera en que deberían ser vistas: en una gran pantalla", dijo antes de la proyección.


'Black Panther' ha sido un éxito en los cines del mundo y es la película de un realizador negro más taquillera de la historia. Sus estrellas también son de color, contando con actores como Michel B. Jordan o Lupita Nyong’o.

El olor a palomitas de maíz llenó el aire mientras el confeti llovía a través del atrio de varios pisos donde Aron y el ministro saudí de Cultura e Información Awwad al-Awwad anunciaron el estreno y se dirigieron a la sala de 450 asientos.

La apertura marca otro hito en las reformas impulsadas por el Príncipe Heredero Mohammed bin Salman para abrir el país culturalmente y diversificar la economía del principal exportador de petróleo del mundo.

Arabia Saudí levanta la prohibición del cine

El príncipe, de 32 años, ya ha aliviado las restricciones en los últimos dos años, incluso en conciertos públicos, mujeres conduciendo y mezcla de género. El reino celebró su primer desfile de moda la semana pasada con una audiencia exclusiva para mujeres.

Muchos sauditas se han regocijado al final de la prohibición del cine, compartiendo elogios e imágenes del Príncipe Mohammed en las redes sociales.

Ha habido poca resistencia aparente a las reformas sociales, lo que parecía impensable hace unos pocos años, aunque el espacio para las críticas también es limitado. Varios clérigos destacados fueron arrestados el año pasado en un intento aparente de silenciar la disidencia.

CONSTRUYENDO UNA INDUSTRIA DE CINE

Entre los asistentes al cine el miércoles estuvo la princesa Reema bint Bandar, una prima segunda del príncipe Mohammed, que trajo a su hijo de 16 años a experimentar lo que ella llamó "un momento histórico".

El reino cerró los cines a principios de la década de 1980 bajo la presión de los islamistas cuando la sociedad saudí abrazó una forma severa del Islam.

Los saudíes, sin embargo, han sido ávidos consumidores de los medios y la cultura occidentales. Las películas de Hollywood y las series de televisión son vistos en casa y las proyecciones de películas privadas se han tolerado durante años.

En 2017, el gobierno dijo que levantaría la prohibición en parte para retener dinero que los saudís gastan actualmente en entretenimiento durante viajes a Dubai, Bahrein y otros lugares.

Para atender a una población de más de 32 millones, la mayoría de los cuales son menores de 30 años, las autoridades planean establecer alrededor de 350 salas de cine con más de 2.500 pantallas para 2030, que esperan atraerán casi mil millones de dólares en ventas anuales de entradas.

Los cines no estarían segregados por género como la mayoría de los lugares públicos en Arabia Saudita. Awwad, el ministro de Cultura, dijo el miércoles que serían similares a los cines de todo el mundo. Es probable que las evaluaciones iniciales sean para familias, con excepciones para solteros.

El alcance de la censura no estaba claro, pero un funcionario saudí dijo que las mismas versiones de películas que se muestran en Dubai o Kuwait serán adecuadas para Arabia Saudita. Dos escenas de besos parecían haber sido cortadas de la proyección de 'Pantera Negra'.

Cuando se le preguntó acerca de una posible reacción conservadora a los cines, Awwad dijo que el Gobierno estaba enfocado en crear oportunidades de inversión.

"Para aquellos que les gustaría venir y disfrutar viendo la película en el cine, son más que bienvenidos", dijo. "Y para aquellos que no quieren ver películas, también es su elección personal".