El presidente austriaco estrecha la mano a Sebastian Kurz, líder conservador, ante Heinz-Christian Strache, líder ultranacionalista.

El presidente austriaco estrecha la mano a Sebastian Kurz, líder conservador, ante Heinz-Christian Strache, líder ultranacionalista. Foto: EFE

Mundo

Luz verde en Austria a la entrada de los ultranacionalistas en el Gobierno

El presidente Alexander Van der Bellen ha anunciado un acuerdo con el FPÖ, un partido formado por antiguos nazis, y que será investido a principios de semana.

El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, ha dado luz verde a la formación del nuevo Gobierno entre el Partido Popular austríaco (ÖVP) y los ultranacionalistas del Partido Liberal (FPÖ) y ha anunciado que la toma de posesión tendrá lugar a principios del semana que viene.

El FPÖ, surgido de una formación fundada en 1949 por antiguos nazis, entró ya en una alianza de gobierno con el ÖVP en el año 2000, cuando el partido estaba liderado por el fallecido Jörg Haider.

Protestas convocadas en Viena

La subida de los ultras al poder de Viena generó entonces una fuerte oleada de protestas dentro y fuera del país, y llevó incluso a la Unión Europea (UE) a imponer sanciones diplomáticas a Austria.

Aunque el FPÖ es considerado el partido de extrema derecha más exitoso de Europa, esta vez no se esperan reacciones tan fuertes, entre otras razones porque ha cambiado el panorama político en Europa y a nivel internacional con el avance de otras formaciones ultras en numerosos países.No obstante, seis manifestaciones han sido convocadas por diversas organizaciones para el lunes en Viena, en protesta contra la subida al poder de los ultranacionalistas.

Gobierno la semana que viene

"Si todo marcha como esperamos, no hay nada que impida la jura del futuro Gobierno a principio de la semana que viene", aseguró ante los medios tras la reunión con Kurz y Strache en el Hofburg, el antiguo Palacio Imperial y hoy sede de la Presidencia del país.

Aunque ninguno de los tres hizo referencia a los nombres de los futuros ministros ni a políticas concretas, Van der Bellen insistió en que Austria no puede abandonar su vía europeísta.

"Es en el interés nacional que Austria siga estando en el centro de una Unión Europea fuerte y siga participando activamente en el futuro desarrollo de la Unión Europea", dijo Van der Bellen, quien pidió que los derechos fundamentales sigan siendo "la brújula" del club comunitario.

Van der Bellen, que ganó la presidencia el pasado año en una reñida elección con un candidato del FPÖ, se había mostrado en alguna ocasión crítico con algunos de los posibles ministros de ese partido, debido a sus posturas ultranacionalistas, euroescépticas o xenófobas.

Un Ejecutivo de 13 ministerios

Hoy, sin embargo, deseó al nuevo Ejecutivo "todo lo mejor" y esperó que se mantenga una "colaboración con la confianza como base como hasta ahora".

Los dos líderes del Gobierno informarán hoy sobre el pacto de Gobierno a las directivas de sus respectivos partidos y sobre las 16.00 hora local (15.00 GMT) tienen previsto informar en rueda de prensa sobre el reparto de carteras.

Los medios austríacos han adelantado ya que el nuevo Ejecutivo tendrá trece Ministerios.

Los ultras asumirían Exteriores, Interior, Defensa, Infraestructuras, Asuntos Sociales y Deportes, ésta última en manos de Strache, que será también vicecanciller

El ÖVP, demás de la jefatura de Gobierno para Kurz, ocuparía Finanzas, Economía, Educación, Mujeres, Justicia y Agricultura, así como una cartera dedicada a Asuntos Europeos (independiente de Exteriores) y Cultura.