Periodistas españoles Pampliega y Sastre.

Periodistas españoles Pampliega y Sastre. Europa Press

Mundo

Ucrania retira de la lista negra a dos periodistas españoles expulsados

Pampliega y Sastre, periodistas freelance, saltaron a la fama tras pasar casi diez meses secuestrados en Siria entre 2015 y 2016, viajaron a Ucrania el pasado agosto con la intención de cubrir el enquistado conflicto en el este del país.    

L.E | Agencias

Los Servicios de Seguridad de Ucrania (SBU) retiraron este viernes de una lista negra a los periodistas españoles Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre, después de que el pasado mes de agosto fueran expulsados y se les vetara la entrada en el país.

La medida fue anunciada en Facebook por la secretaria de prensa del SBU, Olena Gitlyanska, al término de una reunión del Consejo para la protección de la actividad profesional de los periodistas y la libertad de expresión.

"Tras escuchar los numerosos llamamientos de representantes del sector periodístico, permitimos la entrada a Ucrania a los periodistas españoles Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre", anunció Gitlyanska.

Pampliega y Sastre -periodistas freelance que saltaron a la fama tras pasar casi diez meses secuestrados en Siria entre 2015 y 2016- viajaron a Ucrania el pasado agosto con la intención de cubrir, una vez más, el enquistado conflicto en el este del país.

A su llegada al aeropuerto de Kiev en un vuelo de la compañía KLM procedente de Amsterdam, fueron retenidos durante horas en la zona de tránsito y más tarde deportados de vuelta a esa ciudad holandesa.

Los servicios secretos ucranianos alegaron entonces que los dos informadores representaban una amenaza para la seguridad nacional por "actividades antiucranianas" en sus publicaciones periodísticas, pese a que el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, les había sacado hace dos años de otra lista negra.

Pese a haber rectificado, el SBU advirtió hoy que continuará adoptando medidas restrictivas, incluso contra periodistas, si tiene "motivos legítimos" para creer que constituyen una amenaza para la seguridad nacional.

"Hay que entender que desde hace cuatro años existe una guerra de información contra Ucrania, que está costando al país enormes recursos financieros y humanos. Es fácil predecir que la campaña antiucraniana de Rusia seguirá siendo más agresiva en el futuro, y vamos a responder en consecuencia", aseguró Gitlyanska.

Sastre y Pampliega ya habían estado en Ucrania en diciembre de 2014, cuando tomaron testimonio de lo que sucedía en la zona del conflicto a ambos lados de la guerra, lo que, según Sastre, seguramente les costó el enojo del Gobierno de Kiev.

La primera lista negra de Ucrania fue publicada en septiembre de 2015 e incluía a cerca de 400 personas, entre ellas muchos periodistas, como Sastre, Pampliega y el también español Cesar Vidal.