El Secretario General de las Naciones Unidas.

El Secretario General de las Naciones Unidas. Stephanie Keith Reuters

Mundo

Un equipo de la ONU investigará crímenes de guerra y genocidio del EI en Irak

En junio pasado, expertos de la ONU calificaron de "genocidio" las atrocidades cometidas por el EI en Irak y Siria contra los yazidíes. 

L.E | Agencias

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado la creación de un equipo que apoyará los esfuerzos de Irak en la investigación de los crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio cometidos por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en ese país.

Según la resolución aprobada en las últimas horas por unanimidad por los 15 miembros del Consejo, el equipo estará dirigido por un asesor especial que será nombrado por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, informó la ONU en su web.

En junio pasado, expertos de la ONU calificaron de "genocidio" las atrocidades cometidas por el EI en Irak y Siria contra los yazidíes, una minoría religiosa de etnia kurda masacrada por los yihadistas por considerarles infieles.

El equipo de la ONU estará integrado por expertos internacionales e iraquíes que trabajarán "en igualdad de condiciones" y tendrá un mandato inicial de dos años. El Consejo subrayó que el equipo debe actuar "con pleno respeto a la soberanía de Irak y su jurisdicción sobre los crímenes cometidos en su territorio".

Además, las pruebas de los crímenes del EI recogidas y almacenadas por este equipo en Irak "deben utilizarse eventualmente en procedimientos penales justos e independientes llevados a cabo por tribunales nacionales competentes, con las autoridades iraquíes competentes como destinatarios principales".

Según la resolución, otro Estado miembro podrá solicitar al equipo que recopile pruebas de los actos cometidos por el EI en su territorio, pero sólo con la aprobación del Consejo de Seguridad, que podrá pedir al Secretario General que someta un mandato separado.

El Consejo pidió al secretario general que estableciera, como complemento de la financiación de las Naciones Unidas, un fondo fiduciario para recibir contribuciones voluntarias para aplicar la resolución.

Actualmente, más de 3.000 mujeres y niños yazidíes siguen secuestrados en zonas de ambos países bajo control del EI, que en los últimos tres años ha asesinado a unos 5.000 miembros de esta minoría, mientras unos 400.000 han sido desplazados.

"Me siento abrumada por el apoyo de muchas personas, ONG, países y víctimas; sin la ayuda de todos esto no sería posible", dijo en twitter la activista yazidí Nadia Murad, que junto a su abogada, Amal Clooney, han llevado a cabo una amplia campaña internacional en los últimos años para que la resolución se aprobase.