Captura del mensaje en vídeo distribuido por los militares en rebeldía.

Captura del mensaje en vídeo distribuido por los militares en rebeldía.

Mundo

El chavismo dice que ha controlado la rebelión y detenido a siete personas

Una veintena de hombres comandados por un capitán retirado tomó un fuerte en Valencia. Se declaran "en rebeldía" contra "la tiranía asesina de Maduro". El número dos del régimen, Diosdado Cabello, habla de "ataque terrorista", asegura que la situación está ya bajo control y que hay varios detenidos.

Un alzamiento militar se ha producido hoy a las 7.00 de la mañana hora local en la ciudad de Valencia, en el estado de Carabobo, la segunda mayor de Venezuela, situada en el centro del país.

Una veintena de efectivos, encabezados por el capitán Juan Caguaripano, expulsado de la carrera militar 2014, ha tomado el área de prevención del Fuerte Paramacay y enviado un mensaje a la población en el que informan que sus acciones no son para dar un golpe de Estado, sino para restablecer el orden constitucional.

Venezuela alzamiento

"Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares", explicó Caguaripano.

"Señores de la Asamblea Nacional, ya pasó el tiempo de pactos y acuerdos ocultos entre tiranos y traidores. Necesitamos políticos honestos, que pasen por encima de las cúpulas corruptas que traicionan al pueblo. Exigimos la conformación inmediata de un gobierno de transición y elecciones generales libres", concluyó.

Ráfagas de disparos

La periodista Heberlizeth González informó de que en el área se escucharon disparos y registrado varios heridos. Según fuentes militares, Caguaripano logró convencer a una parte de la tropa para vaciar el parque de armas y tomar algunas zonas de la instalación militar.

Las fuerzas leales a Maduro instaron a los rebeldes, mediante megáfonos, "a que depusieran las armas".

Vecinos del barrio de La Granja, en la ciudad de Valencia, han salido a la calle a expresar su respaldo a los militares sublevados, según informan medios locales. La Guardia Nacional, según la misma fuente, habría reprimido a los ciudadanos con perdigones y gases lacrimógenos.

Situación bajo control, según el régimen

El número dos del régimen, Diosdado Cabello, asegura que el levantamiento ha sido aplastado. "Consolidado totalmente el control en el Fuerte Paramacay luego del ataque de grupos terroristas mercenarios. En la madrugada atacantes terroristas entraron al Fuerte Paramacay en Valencia, atentando contra nuestra FANB. Varios terroristas detenidos", afirma Cabello vía Twitter.

El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEO-FANB), el almirante en jefe Remigio Ceballos, indicó que, de la veintena de uniformados que tomaron a primera hora el Fuerte Paramacay en el estado Carabobo (centro-norte) de Venezuela, siete personas fueron capturadas y "están aportando datos".


Una vez se tuvo noticia del alzamiento, el Gobierno activó planes de defensa y despliegue de tropas para "garantizar" la seguridad interna, asegura Cabello. Las Fuerzas Armadas, continuó, actuaron "con su máxima moral en defensa de su Honor, de la Paz y de la Patria".

"Absoluta normalidad en el resto de las unidades militares del país, quienes sueñan con lo contrario se estrellarán con la moral de la FANB", afirma.


Por su parte, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, ha asegurado en la red social Twitter: "No pudieron con la FANB, con su moral ni con su conciencia constitucional; ahora pretenden agredirla con ataques terroristas. No podrán!".


Decenas de manifestantes apoyan a los militares

Decenas de personas salieron hoy a la calle para su apoyo a los militares.

Los ciudadanos, vecinos del Fuerte Paramacay, fueron dispersados por las fuerzas de seguridad mientras los manifestantes cantaban el himno nacional y gritaban consignas de respaldo al grupo de rebeldes que se expresaron en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.