Una captura del vídeo con los yihadistas que se han entregado en la ciudad vieja de Mosul.

Una captura del vídeo con los yihadistas que se han entregado en la ciudad vieja de Mosul. Reuters

Mundo

Un grupo de combatientes del ISIS se rinde tras la liberación de Mosul

Un vídeo muestra a parte de los yihadistas que resistían entre los escombros de la ciudad vieja de Mosul, entregándose a las fuerzas de seguridad iraquíes. 

Noticias relacionadas

Dos días después del anuncio de la liberación total de la ciudad de Mosul (Irak) continúan llegando imágenes impactantes de enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y los últimos combatientes del Estado Islámico (ISIS).


La rendición de un grupo de soldados yihadistas ha sido recogida en un vídeo -que se ha hecho público en la jornada del jueves 13 de julio- en el que se aprecia el momento en que salen de entre las ruinas de la ciudad vieja de Mosul y se entregan. 

Un grupo de combatientes del IE se entrega al Ejército iraquí

La organización en defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha condenado en las últimas horas algunos de los vídeos que llegan desde Mosul en los que aparecen, supuestamente, miembros de las fuerzas iraquíes matando y golpeando a combatientes del Estado Islámico. HRW también ha denunciado la detención y traslado de unas 150 familias vinculadas con los yihadistas a un "campo de rehabilitación" a unos 20 kilómetros al este de Mosul. 


Mientras, la Organización de la ONU para asuntos humanitarios (OCHA) ha advertido de que "los enfrentamientos han podido terminar, pero la crisis humanitaria, no". Según sus datos, desde el comienzo de los combates 933.000 personas abandonaron el oeste de Mosul, de las que 224.000 decidieron regresar posteriormente, aunque muchos de ellos volvieron al este de la ciudad, donde los combates concluyeron el pasado enero y la situación es mejor que en la otra ribera del río.

En la misma línea se ha pronunciado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que ha reclamado "asistencia y protección urgentes" para sanar "las profundas cicatrices físicas y psíquicas" de los niños de Mosul, provocadas por la batalla entre las fuerzas iraquíes y los terroristas del Estado Islámico por el control de la ciudad.

"Aunque la batalla por Mosul haya llegado a su fin, las profundas cicatrices físicas y psíquicas de los niños tardarán en cerrarse", ha dicho la representante adjunta de UNICEF en Irak, Hamida Ramadhani, de acuerdo con un comunicado difundido por la agencia de la ONU.

Ramadhani ha recordado que "algunos niños continúan sufriendo los focos de violencia que persisten en el casco viejo del oeste de Mosul". Los menores sin compañía de adultos, los más vulnerables, "son derivados inmediatamente" para recibir asistencia y reunirse con sus familias lo antes posible. La organización internacional y sus socios ya han logrado reunir a 1.333 niños con sus familias.