Al Jazeera

Mundo

Al menos 148 muertos por la explosión de un camión cisterna en Pakistán

El vehículo volcó en una carretera, en el Este del país, y vecinos de la zona se acercaron a recoger gasolina cuando el combustible prendió fuego al encender uno un cigarrillo.

Al menos 148 personas murieron, se estima que entre ellos 20 niños, por la explosión hoy de un camión cisterna cargado de gasolina que se incendió tras sufrir un accidente y volcar en una carretera del este de Pakistán. Hay además un centenar de heridos de gravedad, por lo que la cifra final de víctimas mortales aún podría aumentar.

Explosión de camión cisterna en Pakistán

El accidente ocurrió hacia las 06.30 hora local (01.30 GMT), cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab, dijo un portavoz de la policía local, Fida Hussain, que señaló que "se espera que el número de muertos aumente".

El alto número de víctimas se debió a que tras el accidente los vecinos de la zona se congregaron en el lugar del siniestro para recoger la gasolina que se había esparcido por la carretera hasta que, de manera inesperada, unos 45 minutos después, prendió fuego y generó la explosión. Pesquisas iniciales apuntan a que una persona trató por despiste de encender un cigarrillo, aseguró el portavoz de los servicios de emergencia, Jam Sajjad Hussain.

Hussain anotó que el camión provenía de la ciudad meridional de Karachi y se dirigía hacia el norte, con destino a la localidad de Lahore.

Los hospitales, en estado de alerta

El portavoz del Ejército paquistaní, Asif Ghafoor, explicó a través de su cuenta oficial de Twitter que las Fuerzas Armadas enviaron helicópteros al lugar del siniestro para trasladar a las víctimas a hospitales y centros de quemados.

"Los hospitales se encuentran en estado de alerta", concluyó Ghafoor.

Pakistán registra uno de los índices más altos del mundo de accidentes de tráfico debido al pésimo estado de las carreteras, a las deficiencias de los vehículos y a que los transportes públicos suelen circular sobrecargados de pasajeros.

En enero de 2015, en un accidente similar, 62 personas murieron calcinadas y once resultaron heridas graves después de la colisión de un autobús repleto de pasajeros con un camión cisterna que transportaba gasolina en el sur del país.