Mundo

El héroe de Londres: un policía de tráfico, apuñalado en la cara al enfrentarse a los terroristas con una porra

El agente, que lleva menos de dos años en el cuerpo, fue el primero en llegar al lugar y plantó cara a tres terroristas en el exterior de la estación de metro de London Bridge. De los cuatro policías heridos, es el que se encuentra más grave.

Los ataques terroristas del sábado noche en Londres dejan un héroe, un policía de tráfico, el primero en llegar a la escena, que se enfrentó a tres terroristas armado solo con su porra y que resultó gravemente herido, apuñalado en la cara, la cabeza y una pierna.

La mayoría de los policías en Reino Unido no portan armas de fuego, de hecho, se levantó gran polémica en el país cuando recientemente se propuso que algunos porten al menos armas de electrochoque (Taser) para reducir a atacantes.

Entre los agentes sin armas de fuego se encuentran los guardias de tráfico, como el héroe del sábado, que se había incorporado al cuerpo hacía menos de dos años.


"Mostraron un coraje excepcional"


Otros tres policías resultaron heridos en el ataque, uno de ellos fuera de servicio, siendo este guardia de tráfico el que se llevó la peor parte, en estado grave, aunque su vida no corre peligro.

"Es evidente que mostró enorme coraje ante el peligro, se enfrentó a los atacantes armado sólo con su porra, en el exterior de la estación de London Bridge", destacó Paul Crowther, jefe de la Policía de Tráfico.


"Pese a haberse unido al cuerpo hace menos de dos años, el valor que mostró fue excepcional y me llena de orgullo. Todos los compañeros le deseamos una pronta recuperación ", continúa Crowther.


"Su respuesta salvó vidas"


El presidente de la Federación de Policía Metropolitana, Ken Marsh, confirmó que varios agentes resultaron heridos en los ataques del sábado.

"La rápida respuesta de nuestros compañeros, tanto armados como desarmados, evitó que hubiese que lamentar más víctimas. No hay palabras para describir la valentía de agentes que corrieron hacia el peligro sin pensar en su propia seguridad", continuó Marsh.

Los londinenses, dijo, pueden estar hoy orgullosos de sus servicios de emergencia, "son lo mejor de lo mejor y agradecemos a todos por los elogios y los comentarios amables".