Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron. Reuters

Mundo ELECCIONES FRANCIA

La comisión de control pide no publicar los documentos de Macron filtrados

El organismo, que supervisa la campaña, advierte que la publicación podría incluso constituir un delito penal

La Comisión Nacional de Control de la Campaña Presidencial (CNCCEP) en Francia ha pedido este sábado, jornada de reflexión, que los medios de comunicación no informen sobre los documentos internos difundidos en redes sociales tras el "pirateo masivo" contra el equipo del candidato socioliberal Emmanuel Macron.


En un comunicado, la comisión insta a los medios, y especialmente a sus sitios de internet, a que no se hagan eco del contenido de esos datos, ya que, además, se cree que parte de ellos son falsos.

El organismo de control recuerda asimismo que "la difusión de informaciones falsas es susceptible de ser constitutiva de delito, especialmente penal".

La comisión, que se reunirá en las próximas horas, recuerda que "están en juego la libre expresión del sufragio y la sinceridad del escrutinio".

El movimiento En Marche, fundado por el candidato presidencial Emmanuel Macron, aseguró esta noche haber sido víctima de un "pirateo masivo y coordinado" que ha llevado a la "difusión en las redes sociales de informaciones internas de diversa naturaleza".

"Sembrar la duda"

En un comunicado, En Marche denunció que los archivos pirateados -como correos electrónicos, documentos contables o contratos- "fueron obtenidos hace varias semanas gracias al 'hackeo' de direcciones de correo personales y profesionales de responsables del movimiento".

Según el movimiento que el exministro de Economía creó hace ahora un año, los autores del pirateo han hecho circular documentos falsos junto a los auténticos para "sembrar la duda y la desinformación".

El anuncio llega a poco más de 24 horas de que se abran las urnas, el domingo, para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia y minutos después del cierre de la campaña electoral de unos comicios en los que Macron parte como claro favorito por delante de su rival, la ultraderechista Marine Le Pen.