Una mujer japonesa disfruta de una ensalada.

Una mujer japonesa disfruta de una ensalada.

Salud y Bienestar

Las leyes japonesas que evitan engordar: claves para entender la esbelta figura de las niponas

Japón es uno de los países con menor tasa de obesidad y esto es, en gran medida, gracias a las leyes Shukuiku y Metabo.

11 septiembre, 2022 15:20

La estilizada figura de las japonesas es algo que las mujeres occidentales admiran y con frecuencia se preguntan: “¿Será la dieta o es genética? ¿Qué ejercicio practican?” 

Mientras, el mundo necesita plantar cara a la obesidad. La enfermedad ya afecta al 23% de los europeos y según el World Obesity Atlas 2022, publicado por la Federación Mundial de Obesidad, el panorama es muy preocupante: 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 7 hombres vivirán con obesidad en 2030. 

Sin embargo, la isla nipona se mantiene lejos de estas cifras, siendo uno de los países con un índice de obesidad más bajo, un 3,5%. Podríamos decir que Japón no es un país para gordos. Además, el informe citado anteriormente prevé que se mantenga entre los puestos más bajos de cara a 2030, por detrás de Vietnam, Camboya, Laos y Corea del Sur. 

[Los cuatro trucos de los japoneses para no hacer dieta y mantenerse siempre delgados]

Y esto no es casualidad, la isla cuenta con una legislación que evita y lucha contra el sobrepeso en la sociedad. Hablamos de la ley Shukuiku y la ley Metabo. 

Educación nutricional

El libro del doctor Antoni M. Llucho, Generación Silver (Almuzara, 2020), comienza explicando que tras las II Guerra Mundial y la recuperación económica, los hábitos alimenticios de los países orientales como Japón se fueron occidentalizando y se fueron incorporando alimentos procesados y ultraprocesados. 

“Esto dio lugar a un aumento de las enfermedades relacionadas con el aumento de azúcar y grasas en sangre, así como en la prevalencia de la hipertensión arterial. Ante este abandono de dieta tradicional y a tenor de las consecuencias, el Gobierno japonés dictó, en el 2005, la Ley Básica del Shokuiku”.

Según Shigemi Hikino, directora general de EupharJapan, el término hace referencia a la educación para adquirir el conocimiento sobre alimentación y nutrición, de manera que podamos tomar decisiones correctas y acertadas y, por tanto, adquirir la capacidad de desarrollar una vida sana y saludable. 

Para ella, esta ley era necesaria por: la falta de conciencia sobre la alimentación, el aumento de la alimentación desequilibrada que acarreó enfermedades, la tendencia a querer estar demasiado delgado y sufrir, en consecuencia, anorexia o bulimia y la pérdida de la alimentación tradicional. 

El objetivo de esta norma es informar a los estudiantes sobre la cadena alimentaria, la procedencia y la producción de los alimentos. Además, define la educación sobre nutrición que deben recibir los estudiantes desde los años prescolares hasta secundaria.

Y como ya adelantó la BBC, la norma ha sido clave a la hora de elaborar los menús escolares. También ha provocado la contratación de nutricionistas profesionales con título de profesor para dar clases específicas sobre alimentación. Además, existe una promoción de una cultura social alrededor de la comida.

Mientras, en España, el Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid (Codinma) apunta a la falta de educación en materia nutricional, tanto de los padres como de los hijos, como una de las principales causas de la obesidad infantil.

Además, los nutricionistas y dietistas alertaron el pasado año de que se está normalizando la obesidad, por lo que se trata de uno de los mayores problemas en el ámbito de la salud pública y con frecuencia subestimado.

Medición de cintura y deporte

A la segunda ley se le conoce como ley Metabo (2008) y busca controlar el peso de los adultos entre los 40 y los 75 años mediante una medición anual del contorno de la cintura. De acuerdo con los datos de la OMS, no se deben superar los 94 cm en hombres ni los 80 cm en mujeres. 

Estas mediciones son promovidas tanto por administraciones como por empresas. Según Lluch: “Si se sobrepasan esos valores, las empresas están obligadas a motivar a los trabajadores para que hagan más ejercicio en sus tiempos libres, ofreciéndoles espacio para ello”.

Como adelanta la BBC, el objetivo de la norma es animar a los adultos a ser más conscientes de lo que es un peso de saludable y a ser físicamente activos. Además, en el marco de la norma, las empresas deben promover los descansos de los trabajadores para hacer deporte. También se anima a los empleados a acudir al trabajo caminando o en bicicleta. De hecho, el Gobierno nipón promueve la seguridad de las vías ciclistas para facilitar el ejercicio. 

Un método alternativo

Aunque aún no existe en España una ley como la Shokuiku, si bien el asunto ya forma parte del debate público, y lejos estamos de contar con una ley como la Metabo, podemos sumarnos al método Mori para estilizar y fortalecer el cuerpo. 

[Mori, el nuevo método japonés que estiliza y fortalece todo el cuerpo en 30 días]

Takuro Mori, quien se ha convertido en el mejor amigo de las modelos y actrices más conocidas en Japón, propone una alternativa a las bases del fitness, una industria que considera dominada por la supremacía del entrenamiento por el entrenamiento. Por este motivo, con su enfoque, defiende ir más allá, centrando sus entrenamientos en los estiramientos como la nueva y revolucionaria forma de hacer ejercicio. 

En El método Mori (Kitsune Books, 2021), Takuro Mori propone un programa de estiramientos sencillos, aptos para todas las edades con los que, "en tan solo un mes, estilizarás y fortalecerás el tren inferior, corregirás la postura, ganarás flexibilidad y te sentirás mejor en tu propio cuerpo". Un dos por uno con el que estirarás los músculos y, a la vez, los fortalecerás.

Resumidamente, la primera semana nos debemos centrar en reajustar la posición de las piernas, la segunda en su cuidado intensivo, la tercera focalizarnos en la cadera y la última se dedica a un cuidado total del cuerpo. 

No nos olvidamos de la cara, para ello proponemos algo que puede sonar extraño, pero que también triunfa en Japón. El yoga facial es una técnica que se practica desde hace décadas en Japón con unos resultados "excepcionales" Para llevarlo a cabo hay que combinar ejercicios y masajes en la piel del rostro para mejorar la circulación sanguínea, alisar las arrugas de expresión, eliminar los signos de fatiga y contribuir a su firmeza y luminosidad.