Cejas: ¿por qué método de depilación apostar?

Cejas: ¿por qué método de depilación apostar? Istock

Moda y Belleza

Objetivo conseguir unas cejas perfectas: ¿por qué método de depilación apostar?

Su aspecto puede modificar por completo el aspecto del rostro. Así puedes definirlas, en casa o en manos de profesionales.

7 diciembre, 2022 02:04

La depilación, y más concretamente del rostro, puede convertirse en un auténtico rompecabezas. Dependiendo del tipo de pelo y piel, algunos métodos pueden resultar más efectivos que otros, sobre todo cuando hablamos de la zona de las cejas.

[Claudia Romero, la gurú de las cejas y de las pestañas: "¿Mi consejo? No las toques en casa"]

Sea cual sea el método por el que te decantes, recuerda que el consejo profesional es clave para encontrar la forma más favorecedora y que existen algunos tratamientos, entre ellos el microblading, la técnica de maquillaje permanente para cejas que se realiza utilizando pequeñas agujas para rellenar con color las áreas deseadas.

Desde MagasIN, analizamos los tres métodos más extendidos para conseguir unas cejas de 10.

La depilación con pinza

Es el método más extendido. Permite una gran precisión al eliminar el pelo uno por uno, de forma manual. Es, sin embargo, la que también requiere más paciencia.

La firma francesa Vitry, experta en manicura y pedicura desde 1795, nos da algunas pautas para acertar con ella: "antes de iniciar la depilación, es fundamental desinfectar la pinza para impedir la proliferación de gérmenes ya que, si está sucia, puede provocar microinfecciones, dado que la piel sufre daños en el lugar en el que se ha arrancado el pelo

Primero, toca delimitar el comienzo de la cejaTrazar una línea imaginaria vertical hasta la aleta de la nariz (no tomar como medida la fosa nasal) y retirar los pelos uno por uno para eliminarlos de raíz, sin partirlos y sin sobrepasar la línea imaginaria.

Luego, definir el final de la ceja. Trazar una línea imaginaria vertical desde la aleta de la nariz hasta el extremo externo del ojo y retirar los pelos que sobrepasan dicha línea en el sentido del pelo y en la raíz para evitar los pelos enquistados.

Finalmente, dibujar la forma deseada de la ceja. ¿La clave? Observar la regla del 2/3 y 1/3: los dos primeros tercios de la ceja, deben ser ascendentes y el último tercio debe ser descendente. Por último, retirar los pelos de debajo de la línea de la ceja".

[Los cinco errores más comunes a la hora de maquillarse las cejas]

La depilación con hilo

Entre todas las técnicas (cera, láser, maquinilla eléctrica, luz pulsada…) la  depilación con hilo es una de las más valoradas. Aunque puede realizarse en cualquier parte del cuerpo, donde es más eficaz y utilizada es en el rostro. 

¿En qué consiste? "Se realiza con un hilo de algodón orgánico que extrae el vello de raíz sin irritar la piel, lo cuál es perfecto para pieles sensibles y alérgicas. Se trata de una depilación más precisa y sin duda menos agresiva que la cera, por ejemplo, compatible con otros tratamientos ya que no elimina ninguna capa de la epidermis" nos explica Andrea Serrano, directora de Mangata, centro de belleza y medicina estética en Madrid.

Es relativamente rápida, si se realiza en manos de expertos, ya que requiere cierta técnica. No es dolorosa, permite extraer el pelo de forma más suave.

La depilación con láser

Es la depilación más innovadora. Su ventaja: el resultado es más duradero. Consiste en un rayo de luz monocromática y unidireccional de alta precisión que con una longitud de onda determinada, ataca la melanina del folículo piloso hasta destruirlo. Su efectividad hace que este método de depilación sea uno de los más utilizados en la gran mayoría de centros de belleza y estética.

"Una de las grandes ventajas del láser diodo es que deja una piel mucho más suave y tersa gracias a que también ayuda a la producción de colágeno. Nosotras lo recomendamos en personas de piel blanca y vello oscura, y menos en aquellas de piel oscura con vello claro o canoso" explican desde los centros Mangata.

Además, con la depilación con láser diodo se consigue sudar menos, y en cuánto al tiempo de cada sesión, dura entre 10-30 minutos dependiendo de la zona: "Su misión es la destrucción de una célula (folículo piloso) que se realiza mediante la energía lumínica emitida por el láser. Por ello, el numero de sesiones dependerá del pelo y la piel, en pocas sesiones se pueden tener resultados espectaculares".