El Honda Jazz probado destaca por el sistema de propulsión híbrido y su etiqueta ECO.

El Honda Jazz probado destaca por el sistema de propulsión híbrido y su etiqueta ECO.

Motor

Probamos el nuevo Honda Jazz 2020: un urbano con etiqueta ECO… cada vez más premium

La firma japonesa renueva este utilitario que solo se comercializa con un sistema de propulsión híbrido y que destaca por su amplitud interior y buena calidad de los acabados.

9 julio, 2020 17:55

Noticias relacionadas

En EL ESPAÑOL hemos realizado una primera prueba al Honda Jazz 2020. Este coche es completamente nuevo y se caracteriza por ser la cuarta generación, un modelo que viene a sustituir al Jazz que ha estado a la venta entre 2013 y 2020.

Este Honda Jazz 2020 está a la venta con un único motor híbrido de gasolina de 109 CV, asociado a un cambio automático. Tiene la etiqueta ECO de la DGT pero no se pueden elegir más versiones, solo esta variante híbrida. Por lo tanto, la única opción es elegir uno u otro nivel de acabado.

La variante más accesible -Comfort- tiene un precio de 21.900 euros, promociones de la marca incluidas. Sin embargo, la versión probada -Executive- asciende hasta los 24.800 euros. Estos precios incluyen los descuentos de Honda pero no las ayudas del Gobierno.

A ello se suma una variante del Honda Jazz, conocida como Honda Jazz Crosstar, que tiene un aspecto más crossover y que su precio es todavía más alto.

El nuevo Honda Jazz se caracteriza por su diseño.

El nuevo Honda Jazz se caracteriza por su diseño.

Cómo es el nuevo Honda Jazz

Antes de ponernos al volante del nuevo modelo, vamos a analizarlo a continuación. Y en este sentido lo primero que tenemos que tener claro es que el Honda Jazz es un coche diferente a la oferta que suele ser común en el mercado.

Recordamos en este sentido que el Honda Jazz es un coche que mide 4,04 metros de largo y que, por lo tanto pertenece al segmento B, la categoría de los utilitarios o urbanos.

Y respecto a la mayoría de los utilitarios que se venden en el mercado, el Honda Jazz siempre se ha caracterizado por su ser un modelo diferente y con un precio más elevado.

A continuación se puede ver en esta tabla cuáles son los competidores que tiene el Jazz y los precios de venta y cómo se puede ver que este Honda está entre los modelos con un precio más alto:

Modelo Precio sin descuentos
Skoda Fabia Desde 13.500 euros
Nissan Micra Desde 13.850 euros
Mazda2 Desde 14.050 euros
Seat Ibiza Desde 14.650 euros
Ford Fiesta Desde 14.675 euros
Kia Rio Desde 14.700 euros
Toyota Yaris Desde 14.900 euros
Peugeot 208 Desde 15.200 euros
Suzuki Swift Desde 15.577 euros
Hyundai i20 Desde 16.025 euros
Opel Corsa Desde 16.300 euros
Renault Clio Desde 16.780 euros
Volkswagen Polo Desde 16.087 euros
Alfa Romeo MiTo Desde 17.150 euros
Audi A1 Desde 18.214 euros
Mini Desde 18.250 euros
Honda Jazz Desde 21.900 euros

Sin embargo y en defensa de este modelo también hay que señalar que estamos ante un coche de concepción diferente. No tanto por su longitud, que está en la media de la categoría. Pero sí por su anchura y por su altura. Es decir que es un coche más bien estrecho, pero, sobre todo, muy alto.

Esta concepción se traduce en un amplio habitáculo. Y este es quizás el elemento que más diferencia al Jazz del resto de competidores: su espacio interior. Sentados delante tenemos un buen espacio, sobre todo entre la cabeza y el techo, que es donde más se aprecia la altura libre de este modelo.

El Honda Jazz tiene formas de monovolumen.

El Honda Jazz tiene formas de monovolumen.

Pero detrás también llama la atención por la gran amplitud que existe para las piernas. En la segunda fila hemos contabilizado más de 15 centímetros, una distancia que le sitúa más cerca de un segmento superior, el de los compactos. Por tanto aquí tenemos su principal virtud: el amplio espacio interior.

Continuamos con otros aspectos vemos que también llaman la atención los acabados. Sentados dentro vemos que la terminación es muy buena y que el confort es elevado. En este sentido, por ejemplo, los asientos presentan una buena ergonomía y tanto los plásticos como el resto de materiales tienen un aspecto de buena calidad.

También sobresale la modularidad interior, ya que los asientos traseros quedan recogidos en cuestión de muy pocos segundos para formar un piso completamente plano. Y junto a ello también señalamos otros aspectos como la gran visibilidad del habitáculo y la tecnología del vehículo con una pantalla central de gran tamaño y diseño moderno, que se parece mucho a la pantalla de un móvil.

El Honda Jazz es un coche más alto que sus rivales.

El Honda Jazz es un coche más alto que sus rivales.

Solo con motor híbrido

Tal y como hemos señalado antes, este nuevo Honda Jazz 2020 se caracteriza porque solo está disponible con un sistema de propulsión híbrido, lo que le dota de la etiqueta ECO de la DGT, que supone acceso libre a zonas de bajas emisiones, así como descuentos en el estacionamiento regulado y menos cargas impositivas.

De esta manera, el Honda Jazz amplía la gama electrificada de Honda y que ahora contaba con el CR-V Híbrido. Una electrificación que tiene la guinda del pastel con la llegada del Honda e, el coche 100% eléctrico de la marca japonesa que llega este verano.

Según señala la marca nipona, el nuevo Jazz incluirá por primera vez el emblema ‘e:HEV’, que supone el primer ejemplo de la denominación ‘e:Technology’ y que se extenderá a todos los futuros productos eléctricos de Honda.

Destaca por las calidades de su interior.

Destaca por las calidades de su interior.

Con una potencia de 109 CV y 102 gramos de CO2

Este nuevo Jazz se ofrece con un sistema de propulsión híbrido de 109 caballos de potencia. De esta manera cuenta con un motor de gasolina de 1,5 litros y 98 CV con dos motores eléctricos que, en total, cuentan con 108 CV.

Estos motores eléctricos, pueden propulsar por sí solos el coche haciendo que no tengan emisiones de CO2. O también pueden funcionar de forma combinada con el motor de gasolina para reducir las emisiones.

Este sistema conocido como e:HEV es un desarrollo tecnológico de Honda que continuará en otros modelos de la marca ya que Honda pretende que en 2022 sus principales modelos vendidos en el mercado europeo dispongan de sistemas de propulsión electrificados.

A todo ello se suma una batería de iones de litio y una transmisión fija con una unidad de control inteligente.

En marcha

Llega el momento de iniciar la marcha con él. Disponemos solo de un corto recorrido pero no es más que suficiente para comprobar cómo funciona este pequeño Jazz.

Y nada más empezar la marcha comprobamos la suavidad del sistema híbrido. Es una auténtica delicia. Además, rápidamente vemos que si somos suaves con el acelerador podemos circular en modo completamente eléctrico durante un buen número de metros.

En el caso de que la batería se agote o que busquemos un mayor ritmo a la marcha entonces será cuando entre el motor de combustión. Sin embargo, las transiciones entre combustión y eléctrico son suaves y no apreciamos grandes tirones en este sentido.

En este sentido, desde Honda nos recuerdan que en ciudad es donde mayor ventaja tiene este híbrido, ya que es donde más se aprovecha el motor eléctrico, con un porcentaje de uso de cerca del 86%.

Por el contrario, si circulamos en una autopista entre los 80 y los 120 km/h el 73% del tiempo funciona en combustión.

En cuanto al consumo, durante nuestra prueba el coche ha realizado un gasto de unos 5,6 litros de combustible, una cifra razonable teniendo en cuenta que es un coche con cierto volumen y que una gran parte de la marcha se realiza con el motor de combustión. El gasto oficial es de 4,5 litros cada 100 kilómetros.

La pantalla de 9 pulgadas es similar a la de un móvil.

La pantalla de 9 pulgadas es similar a la de un móvil.

Elevado equipamiento

Por último, merece un apartado especial el aspecto del equipamiento. Es de hecho, junto con el acabado y la habitabilidad, una de las principales razones de compra de este modelo. En este sentido, Honda ofrece desde el primer nivel de acabado un gran equipo en seguridad.

Un buen ejemplo de ello, son los 10 airbags y el sistema Honda Sensing, que incluye control adaptativo de velocidad, regulador de velocidad según las señales, mantenimiento de carril, sistema de reconocimiento de la señales, frenada automática…

Además, la variante probada, que es la más alta, suma la pantalla de 9 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, las llantas de aleación de 16 pulgadas y la cámara de visión trasera, entre otros elementos.

Conclusión

El Honda Jazz es un coche diferente. Sin duda, su principal reto es que tiene un coche con un precio mucho más elevado que la mayoría de sus rivales.

Pero también hay que reconocer que estamos ante un modelo curioso, con una estética llamativa, un habitáculo muy amplio, una elevada calidad de los acabados y un gran equipamiento…

Características todas ellas que hacen que Honda, cada vez más, se aleje de ser una marca generalista para enfocarse en la dirección premium.

Valoración

Diseño: 8,5

Espacio interior y maletero: 8

Motor, cambio y prestaciones: 7

Confort y terminación: 8

Equipamiento en seguridad y tecnología: 8,5

Diversión al volante: 6

Precio: 6

Puntuación final: 7,42