Observatorio de la vivienda

La crisis y la falta de apoyo frena la compra de vivienda por los autónomos

Las personas con contrato indefinido son las que más están comprando vivienda y las hipotecas a tipo fijo ganan terreno, según Tecnocasa

6 julio, 2021 12:21

Noticias relacionadas

El dato es más que relevante: durante el primer semestre de 2021, el 84% de las hipotecas que se firmaron fueron llevadas a cabo por personas con contratos indefinidos. “Para autónomos y otros perfiles similares es difícil conseguir una hipoteca”, afirma Paolo Boarini, consejero delegado de Tecnocasa.

De esta manera, los autónomos han perdido peso en lo que se refiere a la compra de vivienda. “Son los que más han sufrido por la crisis a la par que han sido el colectivo que ha tenido menos apoyos”, indica José García-Montalvo, catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

Otro dato pertinente del estudio elaborado por Tecnocasa es que los bancos siguen concediendo hipotecas pero operan bajo criterios prudentes. Lo que sí ha sucedido es que las hipotecas han vivido su particular giro. Si en los últimos años prevalecían las de tipo variable, en el primer semestre de 2021, sólo son el 15% del total. Las mixtas alcanzan el 5%, y las fijas, el 80%. “Anteriormente había más diferencia de precio”, apunta Paolo Boarini. Las de tipo de fijo (de media, al 1,7%) y las variables (1,5%), se han acercado mucho.

Descenso moderado

Durante el último año, el precio de la vivienda se ha mantenido. A nivel nacional, el descenso medio ha sido ligero: un 1,4%. Eso sí, con alzas de casi el 6% en el caso de Málaga, o descensos en porcentajes similares en Córdoba o Alcalá de Henares. Madrid y Barcelona se han situado en torno al -1,5%, es decir, en la media.

“El mercado no ha sufrido mucho. El descenso ha sido moderado. El estancamiento del precio ya se inició antes de la Covid”, argumenta el consejero delegado de Tecnocasa. Se trata del cuarto semestre consecutivo en el que baja, aunque con menor intensidad.

Por lo que respecta a la vivienda de segunda mano, y según datos del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, en el primer trimestre de 2021, ha crecido un 19%. Es decir, que se mantiene a niveles de 2019. “Significa que estamos volviendo a la actividad de ese año”, sostiene Paolo Boarini.

En el caso de las grandes ciudades, ese incremento es menor. En Barcelona se queda en el 12% y, en Madrid, en el 8%. En el otro lado están Zaragoza, con un 33%, y Sevilla, con un 22,5%. “Barcelona no llega al volumen de ventas de 2019”, especifica Lázaro Cubero, director de Análisis de Tecnocasa.

Escenario de moderación

Según los datos de Tecnocasa, referentes a sus transacciones, el importe medio de las hipotecas ha aumentado un 1,4% durante el primer semestre de 2021. La cantidad media es de 124.370 euros. Un año antes, fue de 122.705 euros. Hay que remontarse al primer semestre de 2007 para encontrar el máximo histórico.

Es el 32% de sus ingresos lo que gastan los hipotecados en hacer frente al compromiso para tener una vivienda. El plazo de hipoteca medio se sitúa en 28 años. La cuota media es de 445 euros, si se tiene una hipoteca fija, y de 409 euros, si es variable.

Lo que más se demanda, poniendo como ejemplo Barcelona, es una vivienda con tres habitaciones. Y que tenga terraza o balcón. Se sigue manteniendo el interés por residir en el barrio. Lo curioso es que Barcelona es la ciudad donde menos oferta de balcones hay. Zaragoza tiene el doble de oportunidades.

La mayoría de las personas que adquieren una vivienda lo hacen para vivir en ella. Aunque uno de cada cinco piensa en que sea una inversión, y ponerla en alquiler. “Esto ha ido descendiendo durante los últimos años”, razona Lázaro Cubero.

El descuento que se suele dar está sobre el 9%, entre el precio inicial de venta, y el que finalmente se lleva a cabo. Se trata de un porcentaje similar al de los años 2014 y 2015. También hay viviendas que están sobrevaloradas. “La diferencia entre lo que se pide y el precio al cual se podría vender es del 18% en Barcelona. En Madrid es parecido, y en Zaragoza, Málaga y Valencia roza el 20%”, concreta el director de Análisis de Tecnocasa.

“Hay bastante movimiento de demanda. Llegan más solicitudes de compra, por encima de 2019”, sostiene Paolo Boarini. Y concluye: “La demanda está muy activa. De cara al segundo semestre, no se prevé un gran aumento en el número de compraventas. Entramos en un escenario de moderación”.