Cuixart, durante el juicio al 'procés'./

Cuixart, durante el juicio al 'procés'./ Efe efe

Tribunales

El fiscal apoya la excarcelación de Cuixart para asistir al nacimiento de su hijo

Pide que se tomen medidas de seguridad porque "no debe olvidarse que varios procesados están en situación de rebeldía", recuerda. 

Noticias relacionadas

La Fiscalía del Tribunal Supremo considera que la Sala del 'procés' debe conceder a Jordi Cuixart un permiso extraordinario de salida de la cárcel de LLedoners para que pueda asistir al nacimiento de su hijo, que está previsto para fechas próximas al 22 de septiembre.

Cuixart, presidente de la asociación proindependentista Òmnium Cultural, está en la cárcel desde el 16 de octubre de 2019 por su intervención en los presuntos delitos relacionados con la secesión unilateral de Cataluña.

En un informe remitido este martes al Tribunal Supremo, el fiscal indica que el permiso pedido por Cuixart "encaja en los supuestos legalmente previstos que justifican la concesión de un permiso extraordinario". La Ley General Penitenciaria prevé que se pueda autorizar la salida de prisión en el caso de que la pareja del interno dé a luz, entre otros supuestos.

El fiscal considera, no obstante, que la solicitud de que el permiso se extienda a todos los días que dure la hospitalización de la madre con motivo del parto "deberá ser examinada y valorada en cada caso una vez producido el alumbramiento y en atención a las circunstancias concurrentes en ese momento".

En todo caso, el Ministerio Público añade que la excarcelación debe producirse con las medidas de seguridad adecuadas, "pues no debe olvidarse que varios procesados están en situación de rebeldía y que todos ellos cuentan con el soporte de una infraestructura bastante para conseguir la sustracción a la acción de la justicia".

El fiscal vuelve a poner de manifiesto, así, su desconfianza sobre la conducta que los presos del 'procés' adoptarían en caso de que estuvieran en libertad y sigue considerando relevante el riesgo de fuga.

Cuixart ha sido uno de los presos que durante el juicio celebrado ante la Sala Penal del Supremo ha adoptado una actitud más desafiante. El pasado 13 de junio aprovechó su derecho a la última palabra para avisar de que "lo volveremos a hacer".