Beatriz López Doncel (izda) durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid.

Beatriz López Doncel (izda) durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid. EL ESPAÑOL

Tribunales JUZGADA EN MADRID

El 'ángel de la muerte', la auxiliar acusada de matar a ancianas, declarada culpable de un asesinato

Los familiares de las víctimas pedían prisión permanente revisable para Beatriz López Doncel, trabajadora del Hospital de Alcalá de Henares. 

El Jurado Popular que ha seguido el juicio contra Beatriz López Doncel, auxiliar de enfermería acusada de asesinar a dos ancianas mientras estaban ingresadas en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid) e intentarlo con una tercera, la declara culpable del asesinato de Consuelo Doblado (86 años) y no encuentra pruebas suficientes de culpabilidad ni de la muerte de Luisa Moragón (92 años) ni del intento de asesinato de Josefa López.

Doncel se sentó en el banquillo el pasado 18 de junio, enfrentándose a una petición de pena de prisión permanente revisable por el asesinato de las dos primeras ancianas y por el intento de asesinato de la tercera. La alta pena que se pedía responde a la vulnerabilidad de las víctimas, enfermas de avanzada edad.

Según las acusaciones, la auxiliar habría aprovechado el momento en que las enfermas se encontraban solas en sus habitaciones para inyectarles aire en las venas, lo que habría provocado a ambas una embolia gaseosa masiva y una posterior parada cardiorespiratoria por la que fallecieron. La tercera de sus presuntas víctimas también tuvo un cuadro similar pero sobrevivió. 

La auxiliar negó los hechos durante el juicio y afirmó que "a mí lo que me gusta es dar vida, no quitarla", así como defendió que sus labores como auxiliar de enfermería se limitaban a la limpieza y alimentación de las enfermas cuando sus familiares no estaban. 

El Jurado ha alcanzado por unanimidad un veredicto de culpabilidad por asesinato consumado en el caso de Consuelo y, también por unanimidad, no ha encontrado pruebas suficientes por lo que ha emitido un veredicto de no culpabilidad en los casos de Luisa y Josefa. Los miembros del Jurado se debatieron sobre la posibilidad de rebajar la calificación de asesinato a homicidio, pero por ocho votos contra uno, desestimaron esa posibilidad.

La Fiscalía solicita 20 años de prisión por cada uno de los asesinatos. Ahora, el presidente del Tribunal del Jurado tiene que estimar o desestimar el veredicto y fallar con los años de pena de prisión definitivos. 

Las pruebas 

Durante el juicio se expuso un vídeo del pasillo del hospital en el que se veía a Beatriz Doncel entrar y salir de la habitación de Consuelo hasta dos veces antes de que la anciana falleciera. Hechos que ocurrieron en 2017.

En cuanto a la muerte de Luisa, no existía vídeo del hospital ni testimonios contra la acusada. La acusada defendió en el juicio que, en el caso de Luisa, ni siquiera atendió a la enferma, sino que entró a su habitación una vez el médico había gritado: "¡Parada!" (parada respiratoria). En cuanto a la muerte de Consuelo, por la que el Jurado la encuentra culpable, reconoció que entró hasta cuatro veces en su habitación y que "avisé a la enfermera de que estaba con fiebre". "La oí roncar pero no le vi la cara hasta que estaba muerta, hasta que el médico nos dijo que no se podía hacer nada por ella", dijo. También contó que "sólo retiré un apósito de la vena de la vía y sangró, y si es una embolia gaseosa no sangra".

En cuanto al intento de asesinato de Josefa que se le imputaba, la auxiliar dijo que "no recuerda haber atendido a la paciente". A preguntas de los abogados de la acusación afirmó que sólo supo de la gravedad de la enferma cuando le informaron sus compañeros.