El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps.

El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps. EFE

Tribunales 'ORANGE MARKET'

El juez ve motivos para llevar a Francisco Camps a juicio por prevaricación

El juez José de la Mata dicta un auto de procedimiento abreviado contra el expresidente valenciano por adjudicaciones irregulares a una empresa de Gürtel.

El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ve motivos para sentar en el banquillo al expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, por prevaricación administrativa. 

El magistrado considera que existen indicios suficientes para continuar el procedimiento contra Camps por las adjudicaciones irregulares a la empresa Orange Market, de Francisco Correa, por parte de la Generalitat valenciana durante las ediciones de Fitur entre 2005 y 2007, al menos. 

En el auto de procedimiento abreviado dictado este lunes, el juez considera que hay evidencias de que "Francisco Camps Ortiz decidió la adjudicación a Orange Market de Fitur 2005 y que dio las instrucciones oportunas para que se produjera tal resultado".

De la Mata ve indicios de que no sólo en aquella edición, sino en las siguientes de 2006 y 2007, Orange Market recibió también la adjudicación "dirigida" por influencia de Camps. La imputación de Camps en esta causa, la denominada pieza 5 del caso Gürtel u Orange Market, se decidió a raíz de las declaraciones del exsecretario general del PP valenciano, Ricardo Costa y los responsables de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes' y Pablo Crespo durante el juicio del caso Gürtel Valencia. La Fiscalía Anticorrupción solicitó su imputación al juez de la Audiencia Nacional, que tomó declaración como investigado a Camps el pasado 17 de diciembre. 

Durante su declaración, el expresidente valenciano negó tener conocimiento alguno de las adjudicaciones a las empresas de la trama Gürtel, renegó de Álvaro Pérez (gerente de Orange Market) al que en el pasado le unía una gran amistad, y afirmó que "la Gürtel es un relato de la izquierda" que "lleva 10 años buscándome y no han encontrado ni un dato contra mí". 

La declaración de 'El Bigotes', clave

Hasta que los tres apuntaron hacia Camps, tan sólo Dora Ibars, exdirectora general de Promoción Institucional de la Generalitat valenciana, estaba acusada en esta pieza por la adjudicación de dos contratos a las empresas de Correa.

Según explica el juez en las conclusiones de su auto, se trataba de determinar precisamente si Dora Ibars recibió indicaciones para adjudicar la contratación del stand de Grandes Eventos Fitur 2009 a Orange Market en los términos que lo hizo.

Aunque es cierto que no existen documentos, conversaciones telefónicas o correos electrónicos como afirma Camps de tales indicaciones, el magistrado afirma que "esto no significa, como pretende, que no haya quedado acreditado en la causa que Camps no proporcionara tales instrucciones directas e interviniera en el direccionamiento de ese contrato a favor de Orange Market. Y para ello, da credibilidad a distinos testimonios judiciales coincidentes. También a la "declaración directa y contundente de Álvaro Pérez Alonso explicando las circunstancias, forma, tiempo y modo en que tal influencia directa se produjo y la participación que Camps tuvo en la misma". 

Deuda del PP con Orange Market

De la Mata concluye que "existen indicios que permiten afirmar que Camps actuó para favorecer a Pérez Alonso y su empresa Orange Market en determinadas adjudicaciones: de un lado por su grado de amistad con él; de otro, para calmarle ante los continuos requerimientos de Pérez Alonso (presionado por Pablo Crespo y Francisco Correa) para que saldara la cada vez más voluminosa deuda del Partido Popular con Orange Market, que no era abonada, lo que creaba una situación difícil para la subsistencia de la empresa".