Helena Catt, en Barcelona el 2 de octubre de 2017./

Helena Catt, en Barcelona el 2 de octubre de 2017./ Ep

Tribunales

Juicio al 'procés': Hoy declara la observadora neozelandesa que se embolsó 8.800 € por avalar el 1-O

Helena Catt dirigió un equipo de "expertos electorales" que costaron a Diplocat un total de 206.000 euros entre honorarios, viajes y comidas.

La 23 jornada del juicio al 'procés' espera este miércoles a la neozelandesa Helena Catt, llamada a declarar como testigo en relación al contrato que firmó con Diplocat para la realización de un "análisis del contexto político de Cataluña". La tarea incluyó una "monitorización" de los centros de votación del referéndum ilegal del 1-O desde las cinco de la mañana hasta las ocho de la tarde, según ella misma afirmó en un comunicado difundido al día siguiente.

Catt, a la que el entonces consejero de Exteriores, Raül Romeva, recibió en Barcelona como "observadora electoral del referéndum" el 14 de septiembre de 2017, avaló el 1-O como "proceso democrático pacífico" y criticó las "numerosas y repetidas violaciones de los derechos civiles y humanos", que atribuyó a las fuerzas de seguridad del Estado.

"Vimos repetidamente que los que trabajaban en los colegios electorales lo hacían de buena fe y no vimos señales de intentos de manipular el voto", dijo Catt el día siguiente al referéndum. "En toda Cataluña hemos notado la persistencia en el esfuerzo por votar, incluyendo una participación significativa a pesar de los enormes obstáculos y temores.El proceso debe ser respetado".

Catt cobró 8.775 euros por esa "observación electoral" que pagó Diplocat, organismo de diplomacia pública que la Generalitat financia en un 90% de su presupuesto.

El Tribunal de Cuentas eleva los gastos

Aunque, de acuerdo con los escritos de acusación, la misión encabezada por Catt costó al erario catalán 114.592 euros en honorarios de los expertos y 62.712 euros más en alojamiento, viajes y manutención, una reciente investigación del Tribunal de Cuentas adelantada por EL ESPAÑOL arroja gastos superiores.

El Tribunal de Cuentas ha examinado los 13 contratos suscritos por los miembros del equipo de Catt y concluye que el coste global de los honorarios ascendió a 126.000 euros. 

Además, "pese a que los contratos suscritos no establecían otra obligación para Diplocat que el abono a cada uno de los contratistas de las cantidades en cada uno de ellos referidas", se abonaron 26.298 euros en alojamientos, 15.597 en viajes, 8.738 en alquiler de locales y 28.471 en personal administrativo.

El importe de la actividad de respaldo al referéndum ilegal del 1-O realizada por el equipo de Helena Catt ascendió, así, a 206.000 euros, según la investigación preliminar del Tribunal de Cuentas, que considera esas contrataciones "injustificadas" por estar referidas a una convocatoria ilegal (el referéndum de independencia fue primero suspendido y luego anulado por el Tribunal Constitucional).

Asimismo, el órgano fiscalizador ha constatado que "aparentemente el objeto de los contratos menores examinados lo constituía la realización de un único estudio en el que intervendrían una pluralidad de personas, por lo que la realización de una pluralidad de contratos constituye un fraccionamiento injustificado del contrato (...) que permitió ocultar la realidad contratada, impidiendo el acceso a la licitación de centros universitarios españoles u otros grupos investigadores españoles".

Página del informe preliminar del Tribunal de Cuentas sobre Diplocat./

Página del informe preliminar del Tribunal de Cuentas sobre Diplocat./ E.E.

El informe preliminar del Tribunal de Cuentas menciona que Diplocat también pagó otros 34.763 euros por los gastos de traslado y estancia en Barcelona de otras 12 personas que realizaron inespecificadas "labores de apoyo" para la realización del informe de Catt.