Agentes de la Guardia Civil en uno de los registros de la 'Operación Lezo'.

Agentes de la Guardia Civil en uno de los registros de la 'Operación Lezo'. EFE

Tribunales SE LLEVARON LA SIRENA

Ladrones roban a la Guardia Civil uno de los coches de lujo requisados en la operación Lezo

  • El vehículo, con matrícula oficial, fue robado en plena calle y recuperado dos días después el grupo de atracos de Policía Nacional.
  • El coche apareció con golpes y los cables arrancados. Los ladrones se llevaron la sirena portátil.

Cuando los agentes de paisano bajaron a la calle, se dieron cuenta de que el coche había desaparecido. Eran viernes, 18 de mayo de 2018, 11:30 de la mañana y el vehículo que utilizaban en su trabajo se lo había tragado la tierra. Nada. Niente. Ni rastro del BMW X5 que la Guardia Civil había requisado hacía meses en la llamada operación Lezo que sirvió para detener al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y que les había sido asignado con una nueva matrícula reservada.

Tras una "intensa búsqueda" sin éxito por los alrededores, los dos agentes acudieron resignados a la comisaría que la Policía Nacional tiene en el madrileño barrio de Fuencarral. Allí, presentaron el 19 de mayo una denuncia por escrito con lo sucedido; con su búsqueda por las cámaras de los edificios aledaños y la certeza de que el coche, que en realidad tenía una matrícula distinta y llevaba toda la documentación dentro, había sido sustraído. "Marca BMW modelo X5 3.0 de color gris con matrícula oficial PGC..."

Sin embargo, el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional se enteró del suceso dos meses después. Justo cuando decretó la devolución del coche a su propietario y se encontró con el que coche había sufrido desperfectos que hacían imposible su retorno hasta que no fueran subsanados.

Una persona detenida

Según la documentación aportada al juzgado, dos días después del robo, los agentes del grupo 21 de atracos informaron a sus compañeros que el coche había sido recuperado y estaba de nuevo en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Madrid

El acta de recuperación del vehículo explica que el coche presenta "desperfectos generales en el interior y varios golpes superficiales en varios puntos de la carrocería", además de "cables cortados en la zona del motor y del maletero". Además, el acta refleja que los ladrones se llevaron una cosa más de dentro del coche: la sirena. "un dispositivo luminoso de color azúl de la marca... "

La sirena, por suerte, fue recuperada tres días después, cuando la Policía Nacional detuvo al sospechoso de haber perpetrado el robo. Y devuelta a los agentes el día 25 de mayo. Según la información remitida a la Audiencia Nacional, el caso del robo está ahora en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que tiene al acusado en prisión preventiva.