Imagen del juicio contra los miembros de Tambovskaya en la Audiencia Nacional

Imagen del juicio contra los miembros de Tambovskaya en la Audiencia Nacional EFE

Tribunales OPERACIÓN ‘TROIKA’

El juicio por la ‘mayor mafia rusa’ en España acaba en nada: 17 absueltos por falta de pruebas

La Audiencia Nacional ha absuelto a las 17 personas acusadas de colaborar con los líderes de las organizaciones criminales rusas Tambovskaya-Malishevskaya para que lavaran en España el dinero obtenido con sus actividades delictivas en el extranjero. Hechos por los que la Fiscalía Anticorrupción pedía para ellos hasta cinco años de prisión por los presuntos delitos de asociación ilícita y blanqueo de capitales. 

Entre los absueltos se encuentran los asesores fiscales, contables y secretarios de Gennadios Petrov, Viktor Gabrilenkoz y Serguei Kouzmine, los líderes de la mafia rusa fugados de la justicia y el diputado de la Duma Vladislav Matusovich Reznik.

El juicio contra ellos se anunció a bombo y platillo. Era uno de los más esperados a comienzo del año en la Audiencia Nacional porque "sentaría en el banquillo a los miembros de la mayor mafia rusa instalada en España desde los años 90", según anunciaba la Fiscalía Anticorrupción. Sin embargo, los líderes de las organizaciones criminales Tambovskaya-Malishevskaya no fueron juzgados, sino que lo hicieron algunas de las personas que trabajaron para las empresas que éstos crearon en la Costa del Sol o Baleares. Los fiscales José Grinda y Juan Carrau solicitaron hasta cinco años de prisión para ellos.

Los cabecillas de estas mafias rusas llegaron a Marbella en el año 1996. Desde allí, según sostiene la Fiscalía, habrían gestionado los ingresos de sus actividades delictivas en Rusia, parte de ellos depositados en paraísos fiscales. El Ministerio Público sostuvo que para ello habrían utilizado una red de colaboradores, entre ellos las 17 personas de origen español y ruso que se sentaron en el banquilo.

Sin embargo, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional considera que no ha quedado probado que estas personas "prestaran su cooperación o asistencia profesional" para que estas organizaciones mafiosas blanquearan en España los ingresos de sus actividades delictivas en el extranjero. Ni siquiera que supieran cuál era el origen de esos bienes. De ahí que hayan absuelto a todos en la sentencia hecha pública este jueves.

Para los magistrados, se trata "de actuaciones profesionales llevadas a cabo en el marco de su actividad profesional generalmente y también la mayor parte de los casos desconectados entre sí, de las que parece lo único que tiene en común es que los dueños de los entramados societarios para los que trabajaban eran ciudadanos de origen ruso, con importantes medios económicos y que invertían en España dinero que, a veces, procedía de paraísos fiscales, circunstancias estas que son insuficientes para determinar el origen ilícito del dinero y para que se lo pudieran representar aquellos".

"Por muy raras, antieconómicas o poco convencionales que sea las operaciones comerciales o mercantiles en que invirtieron los encausados, si no se prueba la procedencia de una actividad delictiva de los bienes adquiridos, convertidos, transmitidos, ocultados o encubiertos, no hay delito de blanqueo de capitales", explica la Sala.

Fracaso de la Fiscalía Anticorrupción

Ya durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional entre febrero y abril de 2018, el caso se fue desinflando. El propio fiscal José Grinda rebajó la petición de pena de prisión para alguno de los acusados durante la exposición de su escrito de conclusiones definitivas respecto de la acusación inical.

El caso más llamativo fue el de la secretaria de Gennadios Petrov, Svetlana Vassiljeva, para la que la Fiscalía pasó de pedir 5 años y medio de prisión y una multa de 100 millones de euros a dos años y medio de cárcel y un euro diario de multa. Grinda reconoció que no había pruebas de que Vassiljeva hubiera lavado dinero para Petrov, a pesar de que siguió considerando que había dado "soporte y gestión" a la red. 

Precisamente esa falta de "mínima diligencia en la actividad probatoria", como denuncian las defensas de los ya absueltos, ha llevado a la Sala a absolver a todos los acusados, un fracaso para el representante de la Fiscalía Anticorrupción que lleva años dedicado a este caso juzgado durante tres meses en la Audiencia Nacional. 

Desde el principio del juicio, las defensas de los acusados solicitaron que éste se suspendiera. El abogado Juan Antonio Untoria, uno de los absueltos que aparecía como apoderado de la sociedad Inmobiliaria Balear 2001 SL en manos de Petrov en Palma, ciudad donde fue detenido en 2008, solicitó que se suspendiera el juicio por la ausencia del cabecilla ruso.

El fiscal Grinda contestó que, siguiendo ese argumento, "no se habría juzgado a ETA". Los abogados de otros acusados pidieron la suspensión del juicio porque el escrito de acusación de la Fiscalía era "inconcreto, vago e impreciso".  Ahora, la Sala tampoco encuentra pruebas de los delitos atribuidos por el Ministerio Fiscal.

La sentencia recurrible absuelve de los delitos de blanqueo de capitales y asociación ilícita a las siguientes personas: Jurij Mihajlovic, Svetlana Vassiljeva, Juan Antonio Untoria, Ioulia Kasimirovna, Vladislav Matusovich Reznik, Diana Gindin, Andrey Malenkovich, Olena Boyko, Leonid Khazine, Mikhail Rebo, Leocadia Martín García, Ignacio Pedro Urquijo, Julián Jesús Angulo, Zanna Gaurilenkova, Vadim Romanyuk, Francisco Ocaña Palma y Kiril Yudashev.