El doctor Eduardo Vela durante la primera sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Madrid

El doctor Eduardo Vela durante la primera sesión del juicio celebrado en la Audiencia de Madrid A. P.

Tribunales

Suspenden el juicio al doctor Vela por el robo de bebés tras llevarlo a Urgencias

El ginecólogo jubilado de 84 años está acusado de entregar a Inés Madrigal a sus padres adoptivos "como un regalo" en 1969 contra la voluntad de la madre biológica.

El primer juicio de bebés robados abierto en toda Europa y que comenzó este lunes contra el ginecólogo Eduardo Vela Vela ha quedado suspendido temporalmente porque el acusado ha sido trasladado esta mañana a Urgencias médicas, según fuentes jurídicas.

El médico, de 84 años, solicitó la suspensión del juicio por medio de su defensa por sus problemas médicos, pero la Audiencia de Madrid consideró que los resultados de un informe forense realizado a Vela no arrojaban datos de riesgo que le impidieran acudir a su cita con la Justicia.

Este lunes, finalmente, Eduardo Vela se sentó en el banquillo de los acusados y contestó a las preguntas de la Fiscalía, de su abogado y el de la defensa en una silla de ruedas y con problemas de audición. 

Esta mañana, según han trasladado fuentes jurídicas, ha tenido que ser trasladado a un centro médico, a pesar de que los servicios del 112 no lo han considerado necesario. 

Comienza el primer juicio por los bebes robados en los años 60 y 70

"Yo no le he dado una niña a nadie"

Eduardo Vela era el director médico de la Clínica San Ramón, situada en el Paseo de la Habana de Madrid que cerró sus puertas en 1982. Allí, según contó Inés Pérez, la madre adoptiva de Inés Madrigal que ya ha fallecido, el médico le habría entregado a la niña "como un regalo", llamándola previamente para que acudiera hasta allí desde el municipio madrileño de Los Molinos, donde vivía.

La acusada sostiene que fue robada a su madre biológica sin su consentimiento, y entregada a la nueva familia con la intermediación de una monja que estuvo acusada y ya ha fallecido, y de un jesuita amigo de la familia, Félix Sánchez Blanco.

La Fiscalía sostiene que Vela indicó a los padres adoptivos de Madrigal que fingieran el embarazo con una almohada, pero no les dio tiempo porque en seguida les avisó de que "tenía una sorpresa para ellos". 

2.000 denuncias archivadas

El caso de Inés Madrigal es el primero de bebés robados que llega a juicio en España. Sin embargo, existen multitud de denuncias por estos hechos. Este lunes, decenas de familiares y amigos de otros hombres y mujeres que también han denunciado haber sido "robados" a sus madres biológicas esperaban a las puertas de la Audiencia de Madrid la llegada de Eduardo Vela.

En los últimos años, se han archivado más de 2.000 denuncias por prescripción u otros motivos. Los hechos, siempre relacionados con orfanatos o conventos de religiosas y clínicas privadas, se habrían dado desde los años 50 hasta finales de la década de los 80, aunque existe una denuncia de un caso del año 2001, por lo que las dos hermanas mellizas denunciantes (una de ella fue arrebatada a su madre) todavía no ha alcanzado la mayoría de edad.