Alicia López de los Mozos, profesora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid

Alicia López de los Mozos, profesora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid EFE

Tribunales CASO MÁSTER

Imputan a López de los Mozos, la presidenta del tribunal del máster de Cifuentes

La jueza considera que pudo incurrir en un delito de prevaricación administrativa por calificar a alumnos que no habían cursado el máster de la Universidad Rey Juan Carlos

Alicia López de los Mozos, la presidenta del tribunal del trabajo de fin de máster de Cristina Cifuentes que habría sido presuntamente falsificado, ha pasado a estar imputada en el caso que se instruye en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid. 

Este jueves acudió a comparecer como testigo, puesto que fue una de las dos profesoras que denunció que su firma había sido falsificada en el acta de calificación del trabajo de la expresidenta madrileña. Sin embargo, tras declarar ante la magistrada Carmen Rodríguez-Medel, su condición ha pasado a ser la de investigadan presunto delito de prevaricación administrativa. La magistrada considera que podría "haberse avenido a calificar a alumnos que de hecho no habían al parecer cursado el máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) objeto del procedimiento", informan fuentes jurídicas.

Así, ya son tres las personas de la Universidad Rey Juan Carlos, además del director del máster, Enrique Álvarez-Conde, quienes están en condición de imputadas en este caso: se trata de Alicia Calonge, la funcionaria que presuntamente habría entrado al sistema informático para cambiar la calificación de Cristina Cifuentes, Cecilia Rosado, la profesora que reconoció haber firmado el acta del cambio de la nota de la expresidenta de Madrid (ambas por un presunto delito de falsedad documental) y Alicia López de los Mozos, la presidenta del tribunal que evaluó el trabajo del fin de máster de Derecho Público de Cifuentes. 

La jueza imputa a profesora del máster Cifuentes y a la funcionaria que cambió las notas

Las declaraciones 

La comparecencias, que han arrancado a las nueve de la mañana con De los Mozos, se han alargado hasta casi las 18 de la tarde de este jueves. Tan solo dos breves descansos entre ellas que apenas han permitido a los testigos e investigados comer un sándwich de la máquina, las han dividido.

El hermetismo ha caracterizado la jornada de comparecencias en los juzgados de Plaza de Castilla. Ni siquiera la parte denunciante ha querido hacer ninguna declaración a los medios. Tan solo una de las profesoras que denunció que su firma había sido falsificada, Clara Souto, ha contestado a los periodistas a la salida de los juzgados: "Cómo voy a estar tranquila ante esta situación", ha dicho.

El próximo 14 de marzo, Ignacio Escolar, el director del Eldiario.es que destapó el caso, está citado a declarar como testigo. En junio se retomarán las declaraciones con la citación de Enrique Álvarez-Conde, el director del máster de Derecho Público como investigado, y la de Ángela Figueruelo, la denunciante, como testigo. También declararán como testigos otras 12 personas.