El fiscal Anticorrupción atiende a los medios

El fiscal Anticorrupción atiende a los medios Efe

Tribunales

El fiscal Moix se queda sin coartada: habría estado presente cuando sus padres declararon por el chalé

La presencia ante el juez estuvo motivada por unos problemas relacionados con el chalé propiedad de la sociedad offshore y desmontaría su coartada.  

El fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, estuvo presente cuando a principios de los 90 sus padres tuvieron que declarar por impago y alzamiento de bienes, según informa infoLibre a través del abogado, José Román Marín de la Bárcena, que actuó en esa época judicialmente contra la familia Moix.

Esto desmontaría la coartada del fiscal, que argumentó que conoció la presencia de la sociedad offshore en la muerte de su padre en 2011.

El abogado Marín de la Bárcena defendió en aquella causa los intereses de una pequeña sociedad denominada Terecon S.A, una empresa dedicada a la construcción de viviendas unifamiliares. El padre del fiscal, Manuel Moix Martínez, la había contratado para construir en el chalé que tenía en Collado Villalba.

El padre del fiscal Moix se negó a la hora de pagar dejando una deuda de varios millones de pesetas. El abogado recuerda que no quiso pagar porque, según sus palabras, él sólo era el apoderado de la sociedad panameña Duchese Financial Overseas pero "no el dueño".

Sin embargo, Moix Martínez se había encargado de contratar la constructora y dirigir todo el proceso. Era cierto que la propiedad estaba a nombre de la sociedad panameña y que había sido transferido algun dinero que tenía que Moix en una cuenta bancaria.

La propiedad, que está valorada en 550.000 euros, pertenece a la sociedad offshore de la que el fiscal participa en un 25%. Manuel Moix Martínez la compró en 1986 y tiene en la actualidad 457 metros y una parcela de 4.629 metros cuadrados.

Dos años después se constituyó Duchesse Financial Overseas para camuflar a los verdaderos propietario del chalé. Se nombró como apoderada a Margarita Moix, la hermana mayor del fiscal y abogada de profesión. Días más tarde, la offshore finalmente adquirió la casa de Collado Villalba.