Ali y Black, dos perros abandonados jugando en un parque en Manresa.

Ali y Black, dos perros abandonados jugando en un parque en Manresa. Fundación Affinity

Sociedad ANIMALES EN PROTECTORAS

Así es el perfil del perro abandonado: sin pedigrí, viejo y de tamaño medio

Menos de la mitad de los más de 100.000 los perros abandonados en España encuentran un hogar. Los cachorros, los que lo tienen más fácil. 

David Soler Crespo

Ali ha vuelto a ser feliz. Hace poco le dijeron que iba a ser adoptado por una familia alemana. El viernes emprenderá rumbo a su nueva casa y dejará atrás a Black, su compañero en la protectora de animales Aixopluc en Manresa. Ambos forman parte de una realidad lamentable en España: más de 100.000 perros son abandonados cada año y menos de la mitad son adoptados, como muestra el último informe de abandono animal de la Fundación Affinity.

Juntos forman las características del tipo de perro abandonado en España: mestizo, adulto y rescatado en la calle. Ali tiene dos años y es un bóxer de tamaño medio-grande. Fue encontrado por un conductor en una cuneta atropellado, arrastrado y dejado a su suerte. Ahora ya está recuperado de sus heridas emocionales y tiene carácter infantil, pero las marcas físicas le quedarán de por vida. 

Black es mestizo, no tiene una raza determinada, como el 81% de perros rescatados por las protectoras. Lo encontraron en un campo en Manresa, tirado y con un collar que le venía tan pequeño que le asfixiaba. Tenía la tráquea expuesta, se hacía pis cuando alguien se acercaba y se temió por su vida. Ahora tiene seis meses y sigue teniendo miedo a los humanos. De momento, aseguran desde la Fundación Affinity, no está en condiciones de ser entregado a una familia. 

El verano, la época con más abandonos

Con la llegada de las vacaciones se produce el mayor número de abandonos. En el segundo cuatrimestre las protectoras recogen hasta un 35,6% de los animales de todo el año.

Black de momento forma parte del 12% de perros que se quedan en las protectoras y no encuentran familia. Los cachorros, como es su caso, tardan hasta cuatro veces menos que los adultos en encontrar acogida: 2,2 meses de media por los 7,6 de los adultos. Desde la Fundación Affinity aseguran que esta diferencia se debe a la percepción errónea de que un perro mayor no podrá ser educado bien o no se adaptará a su nuevo hogar.

La raza, sin embargo, sigue siendo importante a la hora de adoptar un can. Más de un 22% aduce no decidirse porque no encuentra el linaje que buscaba. La Fundación Affinity asegura que "la raza no garantiza ni mucho menos un determinado perfil de comportamiento" y que se debería tener más en cuenta el tipo de familia adoptante. 

Ali a su llegada a la protectora de Manresa con profundas heridas en el costado.

Ali a su llegada a la protectora de Manresa con profundas heridas en el costado. Fundación Affinity