Sociedad Sondeo El Español/SocioMétrica

Una clara mayoría a favor de que se autorice la gestación subrogada

El 48% apoya la regulación de los vientres de alquiler incluso si media una transacción económica. El respaldo sube al 70% si se hace de forma altruista.

Jorge Sáinz

Casi el 70% de los españoles apoya la regulación de la maternidad subrogada como una terapia más de reproducción asistida, según el sondeo EL ESPAÑOL/SocioMétrica. El 48% de los encuestados dice que está a favor en cualquier caso (tanto si media pago como si no), mientras que el 19,2% lo acepta sólo si es de forma altruista. El 16% asegura que debe estudiarse caso por caso.

La gestación subrogada es uno de los debates que se ha instalado en la sociedad española. Ciudadanos es el primer partido que se ha posicionado públicamente a favor de regular la gestación subrogada, tomando como ejemplo el modelo altruista canadiense. Albert Rivera prometió hace unas semanas que llevará un proyecto de ley al Paramento.

La Iglesia, en contra

Sin embargo, el llamado vientre de alquiler genera todavía muchas dudas en el resto de formaciones políticas y, también, en colectivos feministas. La Conferencia Episcopal Española entró de lleno al debate esta misma semana. Y lo hizo para posicionarse en contra. “Es una explotación de la mujer y del niño que va a nacer, que se convierte en un objeto de consumo”, dijo el secretario general y portavoz de la Conferencia, José María Gil Tamayo.

La encuesta, sin embargo, refleja un apoyo mayoritario a la gestación subrogada de los votantes de todos los partidos, salvo los del PP. De hecho, el respaldo es mayor entre los simpatizantes de PSOE y Podemos que en los de Ciudadanos, que es el partido que abandera esta causa.

Nueve de cada diez votantes del PSOE están a favor de la maternidad subrogada. El 83,2% la apoya en todo caso y un 8,6% si es altruista. El 73,4% de los votantes de Unidos Podemos respalda la gestación subrogada, incluso si permite el negocio, mientras que el 7,5% sólo de forma desinteresada. En el caso de los votantes de Ciudadanos, el 76,8% está a favor -68,8% en cualquier caso y el 8% si es altruista-.

Los votantes del PP son los que menos claro lo tienen. Según la encuesta, el 51,6% se declara en contra de la gestación subrogada, mientras que el 31,2% la apoya. El 17,2% dice que estaría de acuerdo “dependiendo de la situación”. El PP decidió aplazar el debate sobre esta materia en su último congreso. Algunos dirigentes como Alberto Núñez Feijóo se han manifestado a favor de una regulación en España.

Cs, a favor; el resto duda

Ciudadanos fue el único de los cuatro grandes partidos que se comprometió a promover una ley en su programa electoral del 26-J. En diciembre, el grupo naranja registró una iniciativa en el Congreso para que los padres y madres de menores nacidos por gestación subrogada pudieran disfrutar también de prestaciones por maternidad y paternidad.

Albert Rivera y el empresario Kike Sarasola, en el acto que organizó Cs a favor de la gestación subrogada.

Albert Rivera y el empresario Kike Sarasola, en el acto que organizó Cs a favor de la gestación subrogada. Fernando Alvarado Efe

En el PSOE y en Podemos, al igual que ocurre en el PP, todavía no se ha fijado una posición. Los socialistas están abiertamente en contra de que la gestación subrogada implique transacción económica. Pero tienen menos reticencias si hay un modelo altruista. En Unidos Podemos, no se ha abierto todavía el melón ante las posturas enfrentadas a este respecto que mantiene colectivos gais y feministas.

La gestación subrogada, que originalmente se conocía con el nombre de vientre de alquiler, no está permitida en España. Muchas parejas han recurrido a esta técnica en países donde está autorizado, pero gastando grandes cantidades de dinero. A veces han existido problemas de inscripción de los niños en los registros. Esta opción goza de un amplio apoyo en el colectivo LGTBI, pero divide a las organizaciones feministas. Algunas de ellas lo interpretan como una mercantilización del cuerpo.

EL ESPAÑOL ha publicado en las últimas semanas testimonios como el de Arantxa, una mujer que está dispuesta a ofrecer su vientre a parejas que no pueden tener hijos. O el caso de la enfermera británica Caroline, que gestó al bebé de una mujer española.