Terminada la operación de evacuación, y a la espera de que este mismo martes, 31 de agosto, se complete el repliegue de EEUU en Afganistán que Joe Biden comprometió para el último día del mes, la comunidad internacional se plantea qué hacer a partir de ahora, dado que todavía queda gente por evacuar de Kabul.

Noticias relacionadas

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha tomado la iniciativa con su propuesta de negociar con los talibanes una 'zona segura' en el aeropuerto de la capital afgana. La idea, que el jefe del Estado galo ha podido discutir este mismo lunes con la canciller alemana, Angela Merkel, recibirá el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez, según confirman fuentes gubernamentales. 

Preguntado por esa posibilidad este lunes, durante una rueda de prensa conjunta en Madrid con su homólogo esloveno, Anze Logar, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, era ambiguo sobre la propuesta francesa pero dejaba claro lo que debe centrar la atención de España y sus aliados: "Hay dos temas que se solapan y que son dos asuntos distintos. Uno de ellos es la de nuestros colaboradores, ayer [por el domingo] muchísimos países firmamos un comunicado en el que hablábamos de la posibilidad de que esos colaboradores salgan de una forma más o menos ordenada de Afganistán, y de forma conjunta".

Otro asunto, explicaba el ministro, son las personas "que quedan en situación de riesgo, y que son muy numerosas: minorías, defensores de los derechos humanos, periodistas, jueces, mujeres... es una lista muy amplia. Para ellos habrá que pensar en una planificación distinta".

En cualquier caso, Albares abogaba porque la respuesta fuese "lo más unificada posible" y se remitía al encuentro con sus homólogos comunitarios que tendrá lugar el próximo jueves. Para entonces, subrayan fuentes de Exteriores, ya se tendrán más datos de cómo empieza a evolucionar la situación una vez que se complete la retirada americana. Con una incógnita principal, que no es otra que la de saber si los talibanes podrán hacerse con el control del aeropuerto, que hasta ahora, y en medio de todo el dramático caos vivido en el acceso al mismo, habían operado las propias fuerzas norteamericanas. 

Albares, con su homólogo esloveno, este lunes en Madrid. EFE

La idea de establecer algún tipo de negociación con los talibanes que no sea "política" sino meramente humanitaria no es nueva en el seno del Ejecutivo. Y el propio Albares, en su comparecencia de este lunes en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, le daba carta de naturaleza.

"Contactos operativos"

El jefe de la diplomacia española, que en primer lugar reiteraba que España no reconocerá al nuevo régimen afgano de los fundamentalistas islámicos -que ha sido, apostillaba, "impuesto por la fuerza"- sí dejaba claro que había posibilidad de establecer con sus responsables "contactos operativos" en aras a optimizar nuevas evacuaciones o hacer llegar ayuda humanitaria a la población.

En esa misma sesión parlamentaria, algunos diputados mostraban su escepticismo sobre la posibilidad de crear esa 'zona segura' en Kabul. Lo hacía el portavoz del PNV, Aitor Esteban, interrogándose retóricamente: "¿De verdad podemos abrir un corredor y una especie de línea segura para algunos refugiados afganos?". El peneuvista se cuestionaba en voz alta, igualmente, si "puede haber acuerdo entre todos los países europeos para el reparto de refugiados" y le espetaba a Albares que "con declaraciones de derechos humanos, con Australia, o con la Unión Europea está muy bien, pero no vale, señor ministro". 

Este mismo lunes, los responsables de Exteriores de EEUU, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido, Turquía y Catar, además de representantes de la Unión Europea y la OTAN, comenzaban, en una conferencia telemática, a discutir de qué manera coordinar los esfuerzos una vez que se concrete, con la entrada del mes de septiembre este miércoles, la retirada de las tropas americanas.

Antes de este encuentro, que lidera el secretario de Estado Antony Blinken, el Departamento americano emitía un comunicado oficial en el que manifestaba su intención de continuar, en colaboración con sus aliados, combatiendo con todas las herramientas a su alcance, entre las que especifica las "militares, de inteligencia, diplomáticas, económicas y legales" al terrorismo del ISIS, después de la matanza en Kabul del pasado jueves.    

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información