Mireia Vehí, portavoz de la CUP en el Congreso de los Diputados.

Mireia Vehí, portavoz de la CUP en el Congreso de los Diputados. ADP

Política NUEVA LEGISLATURA

La CUP pide citar a Felipe VI en una comisión del Congreso por corrupción en contratos de Defensa

La portavoz de los independentistas antisitema asegura que "hay vinculaciones evidentes" entre Juan Carlos I y corruptos del 'caso Defex'.

Noticias relacionadas

Mireia Vehí, portavoz de la CUP en el Congreso, ha acusado a la Casa Real de estar implicada en el caso Defex, una trama de corrupción en contratos de Defensa que podría haber originado "un agujero de cientos de millones de euros". Según Vehí, la vinculación ancestral de la monarquía española con la corrupción en la venta de armas es conocida y habría evidencias "que no podemos fiscalizar"que relacionarían a Juan Carlos I con la trama.

Así, los independentistas antisistema catalanes pedirán que Felipe VI declare en una comisión de investigación en el Congreso para investigar "los evidentes vínculos" de la Monarquía con los contratos presuntamente corruptos de esta empresa pública.

Según Vehí, el fiscal anticorrupción acaba de judicializar una nueva denuncia, por un contrato firmado en junio de 2008 entre la UTE Cueto-Defex y el Comando General de Policía Nacional de la República de Angola para el suministro de equipamientos y material policial. Este convenio se firmó por un importe de 153 millones de euros. Sin embargo, el coste de ejecución fue de 59 millones de euros, por lo que el beneficio obtenido por los investigados habría ascendido a casi 94 millones de euros.

"Hay más de 90 millones de euros dedicados a comisiones ilegales y a pago de mordidas" en este contrato, que ya es el undécimo que será investigado en al Audiencia Nacional. En realidad, el juez De la Mata ya dictó un auto de juicio oral el pasado mes de mayo por este caso, en el que reprochó a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado que no acusaran en la causa. Para la diputada separatista, éste "puede ser el caso de corrupción más grande del Estado español, el doble que la Gürtel".

La CUP reclama "como partido claramente antimonárquico" que "es un escándalo que no podamos fiscalizar en el Congreso a la Casa Real", cuando "hay vínculos evidentes de personas en esos contratos desde 1972 con el rey emérito". Y así, dado que Felipe VI es el cabeza de familia actual, pretenden que se cree una comisión de investigación de "este escándalo" y sea llamado a declarar el Rey de España.

"La extrema derecha represiva"

Por otro lado, la portavoz de la CUP ha criticado a PP, Ciudadanos y Vox por haber llevado a la junta de portavoces una reclamación para que les fuera retirada el acta a los diputados que juraron o prometieron su cargo utilizando fórmulas creativas. Según Vehí, "las derechas quieren torpedear políticamente el ejercicio parlamentario aquí, como ya hacían en el Parlament de Cataluña". Para los antisistema, "ésta es la doctrina del choque y de la vía represiva, está en su ADN".

Para Vehí, "la extrema derecha no para con su intención de judicializar la política". Es una técnica, ha dicho, "de minar la Mesa del Congreso y judicializar todas sus decisiones". Algo que en su opinión, "es grave y requiere una respuesta colectiva antifascista en el Congreso, en los barrios y en las calles".