La vicepresidenta del Gobierno de Valencia, Mónica Oltra.

La vicepresidenta del Gobierno de Valencia, Mónica Oltra.

Política VALENCIA

El educador que fue acusado por Mónica Oltra de abusos sexuales se querella contra ella

Tras ser declarado inocente, acusa a la vicepresidenta valenciana de actuar como "un dirigente político totalitario" y la acusa de "injurias y calumnias".

La vida de Francisco Zarzoso se rompió el 24 de mayo de 2017. Ese día, sin estar él presente, la vicepresidenta del Gobierno de Valencia, Mónica Oltra, se subió a la tribuna de las Cortes y leyó: "Si no consientes vas a seguir chupando pollas toda la vida". Esas palabras, y otras que acumulaba en unos papeles, eran las supuestas pruebas de que en el centro de menores Nuestra Señora de la Resurrección de Segorbe, en el que trabajaba Zarzoso, se habían cometido abusos sexuales. La líder de Compromís también habló de él. Dijo que era el supuesto abusador. Además, acusó al centro de encubrir los supuestos abusos.

"Todo esto me ha hecho perder mi empleo y mi piso", asegura ahora Zarzoso, cuando un juez le ha declarado inocente y él se ha querellado contra la vicepresidenta del Gobierno valenciano. "Hasta me ha tocado irme a otro encantador municipio".

Francisco Zarzoso es abogado, fue concejal del PP en el Ayuntamiento de Segorbe y se ha dedicado desde los 18 años a la educación. Cuando se conocieron las acusaciones que lo tachaban de abusador del centro en el que trabajaba, el mundo se le vino encima. La Fiscalía pedía para él tres años de cárcel.

En el escrito de acusación se contaba que los supuestos abusos se habrían producido entre diciembre de 2015 y de 2016, cuando Zarzoso, "sirviéndose de su condición de educador", habría llevado a una menor a distintos lugares en su coche. El documento asegura que Zarzoso "le invitaba a comer fuera del piso, le compraba tabaco, le daba dinero y le invitaba a copas". Además, el escrito detalla supuestos tocamientos en el culo de la menor, besos no consentidos y declaraciones como "si te quisiera follar, te habría follado aquí mismo".

Un año después de las palabras de Oltra, en el verano de 2018, "no resultando probados los hechos objeto de acusación", el juzgado de lo penal número 3 de Castellón absolvió a Francisco Zarzoso.

Ni la supuesta víctima ni su familia presentaron nunca denuncia contra Zarzoso. La menor, además, restó importancia a los supuestos hechos. La dirección del centro también afirmó en la vista que nunca había observado ningún indicio de este tipo de comportamiento en el educador.

"Un comportamiento totalitario"

Una vez que se ha demostrado su inocencia, Zarzoso ha decidido ahora querellarse contra Oltra. El abogado acusa a la líder de Compromís de vulnerar su presunción de inocencia al relacionarle directamente con los supuestos hechos y asegura que cometió "un delito de calumnias, otro de injurias e igualmente constitutivos de un delito de acusación y denuncia falsa que han ocasionado daños irreparables al trabajador social y a su entorno".

En un escrito, publicado en un medio local valenciano, El periódico de aquí, Zarzoso detalla las razones de su querella. "Su comportamiento para conmigo es presuntamente propio de un dirigente político totalitario", afirma. "Su respeto hacia el sistema jurídico y los derechos civiles brillan por su ausencia".

En el documento, el exconcejal del PP sostiene que Oltra vulneró sus derechos constitucionales excusándose en "defender el 'interés superior de un menor'". Además, asegura que la líder de Compromís olvidó el sufrimiento que provocaría en los menores de la familia de Zarzoso.

El abogado afirma también que la vicepresidenta del Gobierno valenciano le "utilizó para justificar su gestión" en lo referente a la Educación.

Sin desdecirse

"Desde los 18 años, llevo ininterrumpidamente dando clases y jamás hubo queja alguna", asegura Zarzoso.

En su escrito público, el educador hace varias preguntas a la vicepresidenta valenciana para intentar mostrar que no hubo ni siquiera "conductas inapropiadas" durante su etapa en el centro. Entre otras cuestiones, Zarzoso menciona el hecho de que la menor "no quiere denunciar" y que el informe encargado por la líder nacionalista valenciana -con el que justificó el cierre del centro-, asegura que "la menor no ha sido víctima de ningún abuso".

"¿Por qué omitió deliberadamente todo aquello que siendo verdad y ya constatado por usted y sus técnicos y responsables del área era sabedora?", le recrimina el educador.

Zarzoso termina su escrito recordando que, en la sentencia de julio de 2018, se recoge que "Mónica Oltra no se ha desdicho de sus graves acusaciones ni pública ni privadamente".