Pedro Sánchez comparece ante los medios tras reunirse con Felipe VI.

Pedro Sánchez comparece ante los medios tras reunirse con Felipe VI. Ballesteros Efe

Política INVESTIDURA

"Progresista": la palabra que Sánchez repite como una ametralladora para ganarle el relato a Iglesias

El líder socialista ha utilizado el término "progresista" 22 veces en sus últimas dos comparecencias para referirse a su gobierno o programa.

La palabra “progresista” se ha convertido en el término talismán de Pedro Sánchez desde que empezó el mes de agosto. Atendiendo a las dos últimas comparecencias del líder socialista, se percibe rápidamente que el calificativo “progresista” impregna su discurso, ya sea para referirse a su gobierno o a su programa.

Este viernes, tras su reunión con colectivos de la cultura, Sánchez utilizó seis veces el término “progresista” en sólo cinco minutos.  

Pero llovía sobre mojado. En su comparecencia ante los medios del miércoles, tras su reunión con Felipe VI en Mallorca, Sánchez dijo 16 veces la palabra “progresista” en menos de 20 minutos. Una ametralladora. De ellas, en cinco ocasiones se refirió a “un gobierno progresista que no dependa de los independentistas” y en cuatro a “un gobierno progresista liderado por el partido socialista”. 

Pedro Sánchez, "progresista"

El empleo recurrente, casi como un mantra, de la palabra "progresista" no es casual: se trata de una estrategia de marketing preparada para ganarle el relato a Iglesias. Según expertos en comunicación política, el líder del PSOE ha entendido que la batalla del lenguaje es clave para dominar el discurso de la izquierda, sobre todo  frente a Podemos.

Además, con con Iglesias e Irene Montero en baja por paternidad y el resto de rivales políticos -Albert Rivera y Pablo Casado- fuera de la agenda mediática, Sánchez ha encontrado el momento idóneo para colocar su mensaje, que no es otro que el de la necesidad de constituir "un gobierno progresista" que solo él puede poner en marcha.

"Sánchez va a lo seguro"

Pedro Nicolás, codirector de Cámara Cívica -plataforma de divulgación política y comunicación- ha analizado para EL ESPAÑOL los últimos discursos de Pedro Sánchez y la intencionalidad en estos del uso "progresista". En su opinión, "la reiteración del término se debe a que Sánchez está intentando fijar el marco en el que debe transcurrir el debate público. Lleva meses proponiéndose como la fuerza progresista porque en los últimos años ha estado cuestionado en ese sentido por parte de la militancia y de algunos votantes que encontraron en Podemos una alternativa".

"Sánchez se ve en situación de hacer que Podemos se desmorone y erigirse como el único partido para el votante de centro-izquierda. Está pujando fuerte para asentarse en ese marco ganador y presentarse a sí mismo y a su gobierno como progresista. Por eso no para de utilizar el término", analiza el codirector de Cámara Cívica.

Sin embargo, según el politólogo, con este discurso Sánchez está cayendo en una "disonancia cognitiva", ya que "habrá quien no entienda que se reclame progresista y pida la abstención de PP y Ciudadanos".

Por último, Nicolás considera al líder socialista como "un político que va a lo seguro, lo cual es una virtud", porque, en su opinión, "mejor eso que arriesgarte y equivocarte. Es un hombre que se trabaja el relato y su argumentario, y no se sale mucho de la línea".