El presidente del PP, Pablo Casado. interviene en la clausura de la Convención Nacional del Partido Popular.

El presidente del PP, Pablo Casado. interviene en la clausura de la Convención Nacional del Partido Popular. Chema Moya EFE

Política ELECCIONES GENERALES 2019

La consigna de la campaña del PP para luchar contra Abascal: "Cuanto más Vox, más Sánchez"

"En eso se resume la campaña", han afirmado fuentes de la dirección nacional del partido. En intentar enamorar al votante desencantado.

El PP ya ha esbozado su plan de campaña electoral y el mensaje es claro: "Cuanto más Vox, más Sánchez". "En eso se resume la campaña", han afirmado fuentes de la dirección nacional del partido. Porque en Génova tienen decidido por dónde han de orbitar los mensajes del partido y pasa, sobre todo, por intentar aglomerar el voto del centro derecha. Recuperar al votante perdido ante la amenaza que se viene: perder ya no sólo Cataluña, sino la hegemonía en las Cámaras. 

El presidente popular, Pablo Casado, dará el pistoletazo de salida a la campaña con la pegada de carteles en la tarde del jueves 11 en Madrid. Desde ese momento, el líder popular hará un recorrido por toda la geografía española (estará presente en todas las comunidades, a excepción de las dos ciudades autónomas) para intentar cautivar a los electores desencantados apelando al voto útil, al baile de cifras.

Las coincidencias con otros dirigentes populares serán muy puntuales. Van a llevar a cabo la misma estrategia que en las autonómicas de Galicia o Andalucía: cubrirán el máximo territorio posible con una "campaña en racimo". Pero sí estará, por ejemplo, junto a José María Aznar en uno de los últimos actos del calendario electoral. Coincidirá también con el resto de cargos orgánicos del partido en cada una de sus circunscripciones: con el secretario general del partido, Teodoro García Egea, en Murcia; con el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, en Vitoria; con Marta González en Santiago de Compostela o con Cuca Gamarra en La Rioja. También invitará a líderes internacionales, pero esas citas están aún por cerrar.  

Cataluña, eje central de la campaña

Aunque afirman que "la campaña no tiene monotono ni monotema", Cataluña supone el eje central para los populares. De momento, presentarán en Barcelona el próximo lunes el 8 de abril el programa electoral. Será el propio presidente junto a la candidata al Congreso por la Ciudad Condal quienes desvelen las propuestas para las generales.

"Con recordar que hay que echar a Sánchez, que cuanto más se vote a Vox, más tiempo se quedará en la Moncloa, se consiguen dos cosas: que el PP es el valor seguro en lo económico, en lo social y en la unidad territorial", indican fuentes del entorno de Casado. 

La selección de las ciudades y de las comunidades que visitará el líder del PP "tiene que ver con una estrategia compartida". En definitiva y a ojos de los populares: han escogido aquellas donde es más importante "dejar presente que el valor seguro en estas elecciones es Pablo Casado". Para poder explicar in situ que la división del voto del bloque centro derecha favorece, según Génova, a Pedro Sánchez.

Los debates, en el aire

Respecto a los debates televisados, el Partido Popular ha reservado los huecos dentro de su plan de campaña, pero están aún pendientes de confirmar. El motivo no es otro que la incertidumbre que ha vertido el PSOE sobre su celebración. "Esperamos que el presidente Sánchez no se esconda en el agujero de la Moncloa", cuentan desde el entorno de Casado.

"Todo el mundo percibe a Iglesias, Rivera y Abascal como potenciales apoyos de uno de los dos posibles presidentes del Gobierno. Eso es un hecho mayoritario y cierto, por eso es inaudito que en 2019 se hurte ese cara a cara", manifiestan. En la agenda, se reservan el día 16 para el posible cara a cara entre Casado y Sánchez en Mediaset y el martes 23 para el debate de todos los candidatos en A3Media.

Los populares siguen a la espera de que Sánchez se pronuncie. "Nuestra paciencia no se agota nunca", mantienten, "vamos a estar esperando. Pero si es que no, que lo diga y ya está". Descartan, de momento, la hipótesis de que, finalmente, el presidente del Gobierno no acuda a ningún encuentro televisado.