Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo durante el mitin en Barcelona.

Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo durante el mitin en Barcelona. Enric Fontcuberta EFE

Política CATALUÑA

"Un crack al que no piden hablar catalán": Casado compara a Messi con Álvarez de Toledo

El presidente del PP ha presumido de candidata en un mitin en Barcelona. "Es la mejor y la que más goles va a marcar en política".

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, no lo ha dudado un instante al comparar a su flamante número 1 por Barcelona para el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, con la estrella del Barça Leo Messi. En un mensaje dirigido a “aquellos que hablan de acentos o idiomas”, el líder de los populares ha presumido de candidata. “No sé si a Messi le pidieron hablar catalán, pero Messi es un crack. Nosotros tenemos a nuestra Messi, con el mismo acento, siendo la mejor y siendo la que más goles va a marcar en esto de la política”.

Casado ha cerrado el acto de presentación de Álvarez de Toledo en Barcelona, donde se ha mostrado encantado con su fichaje estrella. La periodista y exdiputada, con triple nacionalidad francohispanoargentina y un marcado acento argentino al hablar, ha sido acusada de extraña por no dominar el catalán, no ser catalana y encabezar la lista al Congreso por la provincia barcelonesa

No ha dudado en respaldarla y auparla como su máxima apuesta en las listas para las generales. “El 28A hay un referéndum: votar a Sánchez para que en España manden Torra y Puigdemont o votamos al PP para que por fin en Cataluña se recupere la legalidad”.

"Madrid es tan vuestra como Barcelona mía"

Álvarez de Toledo, por su parte, también ha despejado las críticas. “Soy una española que se presenta a unas elecciones generales españolas por una provincia española”, ha remarcado. “No tengo que pedir permiso a nadie para defender la España constitucional desde Cataluña o cualquier otra comunidad autónoma. Cada centímetro cuadrado de España pertenece a todos y cada uno de los catalanes y cada centímetro cuadrado de Cataluña es de todos los españoles”. “Madrid es tan vuestra como Barcelona mía”, ha resumido.

Sobre el hecho de no hablar catalán, la número 1 por Barcelona ha afirmado no aceptar “limitaciones sobre nuestros derechos de ciudadanía, ninguna distinción ni tampoco por motivos de lengua”. “Tengo acento porteño, que es difícil de disimular ni tampoco quiero. Fui apátrida hasta los 18 años. Esto es lo que somos tantos de nosotros: individuos, mezclas de identidades, que no queremos ser catalogados con colectivos identitarios para enfrentarnos unos con otros”.

Así, se ha mostrado “constitucionalmente española y orgullosa de serlo”. “Han dicho que me jacto de no hablar catalán, qué estupidez es esa. Nadie puede jactarse de no saber o saber algo. No me jacto de hablar ni español, francés o inglés. Pero ellos sí y hasta tal punto se jactan que dicen que el español es la lengua de las bestias salvajes. Que tenemos una tara en nuestro ADN”, ha acusado.

El procés, más grave que el 23F

El proceso separatista es, en su opinión, el mayor desafío de la democracia, más complicado y más grave que el 23F. “¿Cuál es la diferencia principal? ¿Quién apoyaba el 23F? ¿Se hizo desde las instituciones? ¿Lo apoyaban los medios de comunicación? ¿Había manifestaciones a favor? ¿Salieron un Iceta de la época o un Cunillera o alguna ministra o vicepresidenta pidiendo indultar a Tejero y a Milans?”, se ha preguntado Álvarez de Toledo. “Pues todo eso pasa ahora”.

“Quieren hacer un golpe de Estado políticamente correcto, liquidar un Estado constitucional y que la gente diga bien, mainstream”, ha manifestado. “Quieren romper la democracia convertir a la mitad de la población en extranjeros y que les den el Nobel de la paz. Pues no. Las cosas como son. Liquidar un estado constitucional es un profundo acto de violencia”.

Álvarez de Toledo se ha negado a comprar "el relato" de los independentistas. "El nacionalismo quiere hacernos creer que la que está sentada en el banquillo es Cataluña. Falso. Ensucian el nombre de Cataluña como ensucian sus calles con sus lazos amarillos. Cataluña no está condenada a ser una tribu amarilla. Si acaso serán condenados los que intentaron convertirla en una tribu amarilla". Y, para terminar, ha cerrado con un apunte para los que la comparan con Inés Arrimadas: "Yo sí me hubiera presentado a la investidura".