Pablo Echenique, secretaior de Organización de Podemos.

Pablo Echenique, secretaior de Organización de Podemos. ADP

Política PODEMOS

Echenique blanquea a la asesina Baeza tras pedir la dimisión de Delgado por una comida en 2009

El secretario de Organización de Podemos exigió la salida de la ministra de Justicia por lo "poco ético" de haber almorzado con Villarejo en un restaurante.

Después de ser implacables con todos los ministros del Gobierno de Pedro Sánchez a los que se les pilló en una falta -y de hecho cobrarse dos piezas en el primer mes, las de Màxim Huerta y Carmen Montón-, Podemos avala a su candidata municipal por Ávila, Pilar Baeza, condenada como cómplice del asesinato de un amigo de su novio en 1985. "Lo primero que hay que reseñar es que han pasado 35 años de los hechos", contestó Pablo Echenique este lunes en rueda de prensa a preguntas de este periódico.

El caso es que el partido morado y el propio secretario de Organización no fueron igual de magnánimos, por ejemplo, con la ministra de Jusiticia, Dolores Delgado, en el momento en el que se filtraron los audios de su comida con el excomisario José Villarejo. "Cuando un ministro es cazado en una conducta poco ética o ilegal es bueno que dimita", dijo Echenique el 25 de septiembre en una entrevista con Radio Nacional.

Entonces, al número dos de Podemos, voz más autorizada del partido en ausencia de Pablo Iglesias, no le importó que las palabras robadas a Delgado por una grabadora oculta, que no contenían ningún hecho delictivo, tuvieran casi una década de antigüedad. La comida registrada en la que estaba presente la entonces fiscal, el exjuez Baltasar Garzón y el propio Villarejo, se celebró en un reservado del restaurante Rianxo en octubre de 2009.

Este martes a mediodía, Pablo Fernández, líder de Podemos en Castilla y León, ha convocado una rueda de prensa junto a Pilar Baeza en Ávila. Serán las primeras reacciones oficiales que dé la exconvicta, después de hacer saber a sus compañeros que tiene la conciencia tranquila y que no pensaba dar explicaciones de nada.

Resulta reseñable que Podemos, el partido más exigente con los rivales políticos a la hora de depurar responsabilidades, haya seguido la táctica del escondite: nadie de la dirección estatal respondió este fin de semana y la regional confundió adrede a Baeza entre el público de su mitin en Valladolid. Y más teniendo en cuenta que a Echenique nunca le pareció excesiva una década pasada tras una comida informal en la que la hoy ministra Delgado compartió plato y confidencias con quien entocnes era uno de los comisarios clave en la lucha contra el terrorismo. 

Los hechos, en 1985

Este sábado, EL ESPAÑOL revelaba en exclusiva la noticia de que, en el verano de 1985, Pilar Baeza -candidata de Podemos a la Alcaldía de Ávila- había participado en el asesinato de Manuel López Rodríguez, un joven natural de Leganés y amigo de su novio al que ella acusaba de haberla violado. Según los hechos probados en el juicio, en el verano de 1985, la exconvicta vivía en Leganés con sus padres, Diego y María, donde ayudaba en el negocio familiar, la armería Deportes Baeza. Fue entonces cuando Manuel López, un panadero conocido de Pilar y amigo de su novio, presuntamente la violó. 

Cuando Pilar Baeza, entonces con 23 años, se lo contó a quien entonces era su novio, éste planeó el asesinato con un amigo al que descerrajaron cuatro tiros con una escopeta que ella había sustraído de la tienda de sus padres.

"Lo primero que hay que remarcar", dijo Echenique este lunes, "es que han pasado 35 años de aquellos hechos". Y es que la estrategia del secretario de Organización de Podemos pasaba por no dar un titular que escondiera los anuncios que Podemos quería lanzar en la rueda de prensa semanal. De su boca no salió un verbo que activamente apuntalara a Baeza en su puesto, después de todo un fin de semana de silencio, pero tampoco una sola censura. Eso sí, dio por buena la versión nunca demostrada de que "es una mujer que había sido violada".

Lo único que añadió Echenique fue que apoyaba las explicaciones dadas por Pablo Fernández, líder del partido en Castilla y León. Aunque esas explicaciones no habían existido, al menos hasta la rueda de prensa convocada para este martes en Ávila por Fernández y Baeza. El secretario general autonómico simplemente había contestado unas preguntas de EL ESPAÑOL al calor del caso, asumiendo que él conocía los hechos previamente y que "Baeza tiene el expediente limpio tras pagar su deuda con la sociedad".