.

.

Política SONDEO EL ESPAÑOL / SOCIOMÉTRICA VIII

El 75% de los españoles ve a Vox de extrema derecha y sólo un 50% a Podemos de extrema izquierda

La aparición de un partido político a la derecha del PP es una novedad en el panorama español. Desde los albores de la democracia española, la Alianza Popular entonces de Manuel Fraga fue haciéndose con el espacio de la derecha y, después, bajo el timón de José María Aznar y su "viaje al centro", terminó por ocupar todo el espectro electoral a la izquierda del PSOE.

Si aquello ya se rompió por el centro en 2015 cuando Ciudadanos pasó a ser una formación nacional, tras nacer en Cataluña, el pasado 2-D en Andalucía eclosionó la alternativa de Vox por la derecha.

Desde la campaña electoral autonómica, la formación de Santiago Abascal -un exdirigente del PP vasco-, fue calificada de ultraderechista: sus postulados contra la inmigración ilegal o las "leyes ideológicas" y su discurso desacomplejado -cuando no agresivo- abonaron los discursos de sus detractores.

.

.

Y de tanto hablar de ellos, tanto desde la candidatura de la líder regional de Podemos, Teresa Rodríguez, como desde la de la presidenta saliente, Susana Díazalimentaron al "monstruo". Ahora, la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, desvela cómo ubican ideológicamente los españoles a los de Abascal, y el dato es esclarecedor: un 75% de los consultados consideran que Vox es un partido de extrema derecha.

Sin embargo, no ocurre lo mismo con Podemos. El partido nacido a la izquierda del PSOE en los comicios europeos de 2014 no le parece tan radical a los participantes en el sondeo realizado para este diario. Sólo el 50% de los españoles ven que los de Pablo Iglesias sean un partido de extrema izquierda. Es más, hasta el 6% de los consultados creen que la formación morada es de centro, por sólo un 1% en el caso de Vox.

.

.

Los de Vox votan a un partido más a la derecha que ellos

Desde la "alerta antifascista" lanzada por los líderes de la izquierda radical de Podemos e Izquierda Unida el 2 de diciembre en el que los de Abascal confirmaron su alternativa, hasta la "internacional nacionalista" de la que advierten fuentes del Parlamento Europeo en conversación con este periódico, hay todo tipo de análisis del fenómeno Vox. Y todo, pasando por la "misma alma" con que identifican en el PP a la formación con la que negocian estos días para confirmar "el cambio" en Andalucía tras 36 años de Gobierno del PSOE.

Según los datos de la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, parece que ésta es una interpretación correcta de los hechos. La tabla estadística que reproducimos en la cabecera de esta información permite asegurar que se está produciendo un fenómeno único: los simpatizantes del partido que integran ese 12,5% de intención de voto que le augura el citado sondeo admiten que introducirán una papeleta de una formación cuyos postulados ideológicos están mucho más a la derecha que ellos mismos.

Al contrario, los ciudadanos que optan por el resto de los cinco grandes partidos se ubican a sí mismos en un estrato ideológico muy similar al que creen que ocupan sus propios partidos preferidos. Sin embargo, en una escala en la que el 0 representa la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, los votantes de Vox se ven a sí mismos en el 6,9 y al partido al que quieren votar en el 8,2.

Esta posición ideológica que se adjudican a sí mismos los simpatizantes de la formación de Abascal es prácticamente la misma que en la se ubican los votantes del PP: un 6,7. Así, aunque probablemente no les parezca el comentarista con más autoridad para analizarlos, el propio Íñigo Errejón  coincide con la visión que tienen de sí mismos los votantes de Vox: "No hay 400.000 fascistas en Andalucía". Eso sí, el ex número dos de Podemos añadía que lo que hay que analizar "son las causas de este síntoma".

Y es que los simpatizantes del resto de partidos los ubican en un punto ideológico muy cercano a sí mismos. Los votantes del PSOE se colocan en un 3,4 -en la izquierda moderada-, el mismo dato que atribuyen al partido que comanda Pedro Sánchez desde la Moncloa. Los simpatizantes de Unidos Podemos ven a la formación política en un 2,2 -más lejos del extremo que los de Vox ubican a su opción preferida- y a sí mismos en el 2,3.

Por su parte, los que eligen al PP no andan lejos con su 6,7 que se atribuyen del 6,9 que le adjudican al partido liderado por Pablo Casado. Y los de Ciudadanos, muy moderados, se ubican a sí mismos en el centro casi perfecto (5,5) y a la formación liderada por Albert Rivera en un muy cercano 5,7.

Ficha técnica

Se han realizado 1800 entrevistas a ciudadanos de 16 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España entre el 24 y el 31 de diciembre de 2018. La fuente de datos es mixta: telefónica y online, proporcional a los censos de las 52 provincias.

Los datos de cada ítem son producto de un equilibraje de muestra por sexo, edad y situación laboral, y postponderación por recuerdo de voto. El error teórico resultante es <+/- 3%. 

Las encuestas están automatizadas con sistema Gandia Integra y SPSS e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD. SocioMétrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.