Un activista disfrazado de Francisco Franco posa ante el pórtico del Pazo de Meirás, en Sada (La Coruña).

Un activista disfrazado de Francisco Franco posa ante el pórtico del Pazo de Meirás, en Sada (La Coruña). Efe

Política MEMORIA HISTÓRICA

En Marea y el BNG reúnen a 400 personas para exigir a los Franco la devolución del Pazo de Meirás

Disfrazado del dictador Francisco Franco y con dos reproducciones de las esculturas que una vez estuvieron en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, posaba ufano ante otro pórtico... el del Pazo de Meirás. Los Franco, actuales titulares de la finca, pueden perderla si se hace caso a las 400 personas que, pertenecientes a más de treinta colectivos, han participado este sábado en la quinta marcha cívica que se celebra en Galicia para exigirles la devolución de la propiedad ubicada en Sada (La Coruña). 

“La inacción del Gobierno de Pedro Sánchez para conseguir la devolución del Pazo de Meirás no puede continuar ni un minuto más”, ha asegurado a Efe el portavoz de los “19 de Meirás”, Néstor Rego, uno de los activistas nacionalistas que tomaron el edificio de forma simbólica en agosto de 2017 y que fueron demandados por la familia Franco.

A la marcha han acudido representantes del Bloque Nacionalista Galego (BNG) y En Marea.

Durante la marcha, que ha comenzado en el centro de Sada a las 12.00 horas y ha concluido una hora más tarde frente al Pazo de Meirás, también se ha exigido a los Franco la devolución de la Casa Cornide, en A Coruña, y las figuras del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela que representan a los profetas Abraham e Isaac.

El manifestante caracterizado como Franco, acompañado por otros que hacían de Carmen Polo, de un personaje de su guardia mora y de un cardenal, han intentado abrir de forma simbólica las puertas del Pazo de Meirás, la residencia de verano del dictador.

Esta marcha ha sido la quinta realizada en Galicia para reclamar la devolución del edificio, aunque en esta ocasión los activistas también han reclamado que las complicaciones surgidas en torno a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos no interfieran en el proceso para recuperar el Pazo de Meirás.

“Así como para los demócratas españoles es importante todo lo relativo al Valle de los Caídos, para los gallegos es fundamental la devolución del Pazo de Meirás y todo el patrimonio expoliado por los Franco”, ha apuntado Néstor Rego, quien entiende que se trata de una cuestión de “reparación” y “exigencia democrática”.

En este sentido, el portavoz de los “19 de Meirás” ha recalcado que estos procedimientos “son distintos” y deberían “discurrir en paralelo”, ya que, “si bien es importante sacar los restos de Franco, es todavía más importante expulsar los restos del franquismo que todavía quedan en el régimen político español”.

Rego ha destacado que "la necesidad” de devolver el Pazo de Meirás a los gallegos “ya aparece recogida en dos informes (uno encargado por la Xunta de Galicia y otro por la Diputación de A Coruña)” y, por tanto, “hay base" jurídica y política para seguir adelante con el proceso.

El portavoz de los “19 de Meirás” -denunciados por violación de morada, daños y delitos de odio y contra el honor por parte de la familia Franco- ha emplazado al Gobierno a actuar “rápidamente” para “evitar maniobras legales fraudulentas por parte de los herederos del dictador”.