Protestas en Barcelona contra la sentencia del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas.

Protestas en Barcelona contra la sentencia del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas.

Política

Cacerolada de la PAH en Barcelona contra el fallo del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas

Decenas de personas han acudido este viernes a la cacerolada organizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Barcelona ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en Barcelona para protestar por la decisión del Tribunal Supremo en torno al impuesto sobre las hipotecas.

Ésta ha sido una de las 54 concentraciones que la PAH ha organizado en diferentes puntos de España por la misma cuestión y, en ella se han podido ver numerosas camisetas verdes de la PAH y otras naranjas, del Sindicat de Llogaters -Sindicato de Inquilinos-.

En declaraciones a la prensa, la portavoz de la PAH en Barcelona, Lucía Delgado, ha considerado que el fallo del Supremo es "una demostración más de que la banca sigue presente en las instituciones", y ha denunciado que "hay quince marionetas obedeciendo a la banca dentro del Tribunal Supremo".

PAH Barcelona

Sobre la aprobación del real decreto ley que obliga a los bancos a asumir el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, en lugar de hacerlo los clientes, como ocurría hasta ahora, Delgado ha afirmado que ésta no es más que "una medida de maquillaje para la banca".

"A buenas horas mangas verdes", ha afirmado en alusión a la acción del Ejecutivo, y ha sostenido, además, que para que esta medida fuera de verdad efectiva, debería tener efectos retroactivos.

Además, ha censurado que ni PSOE ni PP ni Ciudadanos contemplen incluir la dación en pago retroactiva -una "medida de mínimos" para la PAH- en la nueva ley hipotecaria que deberá aprobar próximamente el Congreso de los Diputados.

Álvarez (UGT): "Es impresentable"

El secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Pepe Álvarez, ha considerado que el Tribunal Supremo "se ha metido en un lío impresentable" con su decisión de cargar al cliente el impuesto de las hipotecas.

En la inauguración en Málaga de la exposición "130 años de luchas y conquistas" organizada por el sindicato, Álvarez ha dicho que la decisión "cuestiona claramente la independencia" del Tribunal y que desde el órgano judicial "se debería pedir perdón a la ciudadanía".

"Parece que son inmunes a casi todo menos a la banca", ha dicho el líder sindical, quien ha añadido que no solo los partidos políticos o los sindicatos "tienen que rendir cuentas frente a la ciudadanía", sino también la justicia.

Ha instado al Tribunal Supremo a "analizar críticamente" la situación, rectificar y "tomar las medidas oportunas" para que no se vuelva a repetir una decisión así.

"Habrá que devolver el dinero a los ciudadanos a los que se les ha cobrado un impuesto de manera indebida", ha concluido.