Un menor extranjero no acompañado ante el centro de primera acogida de Hortaleza, en Madrid.

Un menor extranjero no acompañado ante el centro de primera acogida de Hortaleza, en Madrid. ADP

Política CRISIS MIGRATORIA

Madrid recibe cero euros del Gobierno para los 846 menores extranjeros que tiene bajo su tutela

La Comunidad de Madrid se ha levantado en armas contra el Gobierno por el reparto de fondos para las Autonomías en el plan de urgencia para la atención de menores extranjeros no acompañados (MENAs) anunciado el pasado verano ante la crisis migratoria desatada. A Madrid le han tocado cero euros de los 40 millones que el Ministerio de Sanidad va a entregar a las Comunidades Autónomas. Y no es sólo cosa del Ejecutivo de Ángel Garrido. Los propios trabajadores sociales madrileños han convocado movilizaciones para los próximos días ante la saturación de los centros de acogida.

Según el registro de la Comisaría General de Infantería y Fronteras, Madrid no sólo no tiene ahora mismo más menores a su cargo que el año pasado, sino menos. Las cifras oficiales indican que en la actualidad la Consejería madrileña ostenta la tutela de 407 menores, un total de 71 menos que al cierre de 2017. Sin embargo, la Comunidad de Madrid asegura que las cifras son del todo erróneas. Según sus registros, son 846 los niños, niñas y adolescentes que hoy en día están alojados y atendidos a cuenta de los servicios de la Dirección General de Infancia y Menor de Madrid.

La cifra referida colocaría a Madrid por encima de la Comunidad Valenciana (564), que va a recibir dos millones según el reparto anunciado este miércoles por el Ministerio, y prácticamente al mismo nivel que el País Vasco (970), que sí recibirá ayudas estatales, por una cantidad similar. Según estas cifras, el cálculo de fondos estatales por cada menor nuevo asumido en el último año sería de 600 euros mensuales, lo que para Madrid significaría alrededor de 2,6 millones de euros.

"Incoherencia" y "sobresaturación"

Garrido se ha quejado en la mañana de este miércoles de "la incoherencia" en los partidos de izquierdas, que acusan a la Comunidad de Madrid de "no atender debidamente el incremento de menores extranjeros no acompañados en Madrid" mientras ahora el Gobierno del PSOE "dice que no le dan un euro a Madrid porque no ha tenido ningún incremento de tutelas" entre este colectivo.

"Es inaudito haber escuchado al señor [Ángel] Gabilondo", portavoz socialista en la Asamablea madrileña, "y a Podemos criticarnos por no atender el incremento de menores no acompañados en Madrid y haber recibido una carta del Ministerio diciéndonos que no hay MENAs en nuestra Comunidad y que nos van a dar exactamente cero euros", ha lamentado el presidente madrileño.

El Ejecutivo regional ha anunciado que va a recurrir, pero peor va a ser cuando se tope con la reacción de sus técnicos, ya "estresados por la carga de trabajo", según declaran a EL ESPAÑOL, "y la falta de recursos suficientes para hacer nuestro trabajo". Los trabajadores sociales de la región se quejan de que "por muy vocacional que sea este trabajo, no podemos atender a los chicos como merecen", por la falta de recursos. Y ahora han convocado movilizaciones a partir del próximo 30 de octubre.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ha reclamado a la Comunidad de Madrid que ponga los medios adecuados para afrontar "la situación insostenible de centros de acogida de menores", que registran una ocupación muy por encima de la capacidad que tienen asignada.

De hecho, el centro de primera acogida de Horatleza -donde son llevados los MENAs en primera instancia hasta que se les puede derivar a otros más especializados según sus necesidades- hay en la actualidad 140 chicos y chicas en unas instalaciones preparadas para 35 personas. La propia consejera de Políticas Sociales, Lola Moreno, admitió la "sobresaturación" hace unas semanas, cuando trascendió la noticia de que muchos de los menores están durmiendo en los pasillos.

Según fuentes consultadas por este periódico, las concentraciones, aún por definir en su formato, continuarán "todos los miércoles de noviembre, delante de la Consejería" madrileña.