Política

Díaz sobre los gastos de dinero público en prostíbulos: "Me parece repugnante pero fue hace diez años"

Susana Díaz, presidenta de Andalucía, ha explicado que pusieron "en conocimiento de la Justicia" los 43 gastos en 13 visitas a cinco prostíbulos de Cádiz, Sevilla y Córdoba por parte de altos cargos de la Junta que usaron dinero público destinado a ayudar a desempleados.

La secretaria general de la federación andaluza del PSOE ha afirmado que "fue un caso de hace diez años y es la Justicia tiene que determinar". "Me parece repugnante que se use el dinero público para lo que no está destinado y darlo a eso", ha dicho.

Díaz se ha definido, en una entrevista en Telecinco, como una "una defensora de la abolición de la prostitución", explicando que Andalucía fue la primera que consiguió que los medios quedaran libres de anuncios de contactos.

Susana Díaz confirma que Pedro Sánchez participará en su campaña

"No voy a parar hasta que en este país y en las instituciones europeas se pueda abolir la prostitución", ha explicado.

La presidenta de la Junta ha reclamado, en otra entrevista en la Ser, un debate "respetuoso" con Andalucía ante las próximas elecciones autonómicas del 2-D, algo que cree que algunos partidos no están haciendo, y ha dicho que aspira a seguir gobernando sola con acuerdos en el Parlamento.

"Llevamos mucho tiempo hablando de otros territorios y queremos que ahora se hable de Andalucía" ha afirmado criticando que algunos se quieran tomar estas elecciones como "la antesala de lo que viene después".

Díaz considera que hay dirigentes como Pablo Casado y Albert Rivera que han convertido la comunidad "en su campo de batalla" por ver quién lidera "la derecha española".

Ha insistido en los argumentos que dio para justificar la convocatoria por adelantado que, según ha dicho, son la falta de estabilidad, la imposibilidad de tener presupuestos y que haya un debate andaluz.

Al ser preguntada si convoca para evitar la sentencia de los ERE, Díaz ha recordado que es una causa que lleva ya "años" entre los medios de comunicación y los tribunales, y ha asegurado que lo que desea es que termine "cuanto antes" y que "los culpables paguen", ya que "algunos lo utilizan para dañar la imagen del Gobierno".

Lo que más ha pesado en la convocatoria electoral ha sido la estabilidad, según Díaz, que ha defendido que no se podía estar "seis meses en campaña electoral, con todo el mundo haciendo 'tourneé' y hablando mal de Andalucía".

Ha dicho que guarda muy buen recuerdo del Gobierno de coalición con Diego Valderas hasta que la nueva dirección de IU "se puso nerviosa, ya pensando en la confluencia" y hubo que adelantar las elecciones, y también en el acuerdo de investidura en Ciudadanos han sido "leales en muchos momentos", hasta que Albert Rivera "mandó parar máquinas" para librar su "batalla" con Pablo Casado.

En la próxima legislatura, Díaz prefiere "seguir gobernando en solitario, con apoyos en el Parlamento", aunque es consciente de que se le exigirá "diálogo" con todos los partidos.

Díaz, que ha destacado el compromiso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con Andalucía, ha querido ser "respetuosa" con él y no ha opinado sobre si debería convocar elecciones si no saca adelante los presupuestos, como ha hecho ella.

Ha admitido que ha aprendido "muchas cosas" de las primarias socialistas que perdió frente a él hace dieciséis meses, porque "no hay empresario de éxito en España que no haya hincado alguna vez la rodilla para después levantarse más fuerte", y ha afirmado que ahora está "feliz y contenta, las cosas están saliendo bien".

Juan Marín, candidato de Ciudadanos, a presidir Andalucía, ha hablado también en Onda Cero explicando que esperan "acceder a la presidencia de la Junta y que las fuerzas constitucionalistas puedan" apoyarles pero descartan a Podemos ya que "es una fuerza antagónica a los valores que defiende Ciudadanos".

Por su parte, Juan Manuel Moreno, candidato del PP, ha explicado que el PSOE es el principal rival aunque ellos compitan "en el mismo nicho" que Ciudadanos, con los que podrían pactar para gobernar.