Intención de voto en Cataluña si las elecciones se celebrasen ahora.

Intención de voto en Cataluña si las elecciones se celebrasen ahora. Clara Rodríguez y Arturo Briones

Política SONDEO EL ESPAÑOL/SOCIOMÉTRICA (IX)

ERC ganaría las elecciones catalanas y el separatismo conservaría la mayoría absoluta

Si hoy se celebrasen unas nuevas elecciones en Cataluña, Esquerra Republicana sería el partido más votado. Obtendría un 25,1% de los sufragios y 35-37 escaños. Los separatistas liderados por Oriol Junqueras adelantarían a Ciudadanos, que se alzaron con la victoria -aunque no lograron formar Gobierno- en diciembre de 2017. La candidatura de Inés Arrimadas conseguiría entre 31 y 33 parlamentarios, con un porcentaje del 22,3%.

Un día antes de la gran fiesta del independentismo, el constitucionalismo volvería a ser derrotado en Cataluña, según el sondeo realizado por SocioMétrica para EL ESPAÑOL. Además de la victoria de ERC, los bloques permanecerían estancos. Los secesionistas volverían a lograr una mayoría suficiente para mantenerse en el palacio de la Generalitat. Los rupturistas aunarían el 49% de las papeletas frente al 42,3% de los unionistas. Podemos mantendría los mismos 8 diputados que en 2017.

Junts per Catalunya, organización independentista más apoyada en los últimos comicios, caería desde los 34 hasta los 25-27 escaños y un 18,4% de los votos. En este hipotético escenario, el que se hace llamar "president en el exilio", Carles Puigdemont, vería mermada su influencia y la formación de Junqueras podría exigir capitanear el nuevo Ejecutivo.

Esta estimación aporta argumentos a quienes acusan a Puigdemont y los suyos de disfrutar del lujo europeo mientras los dirigentes de Esquerra pagan en prisión los delitos que cometieron entre ambos. El juicio -la Fiscalía mantiene la acusación de rebelión- podría blindar el auge de la formación de Rufián en detrimento del partido de la burguesía catalana.

No obstante, ERC ha rebajado sus dosis de unilateralidad y ha llegado a insinuar la apuesta por un independentismo "pragmático", lo que ha sublevado a parte de sus electores y podría crear más fricciones con sus socios. Al contrario de lo que venía sucediendo, son Torra y Puigdemont quienes ahora encabezan el proyecto más osado.

La CUP -siempre según este sondeo- sellaría su papel de partido bisagra. Conseguiría 6-7 escaños, entre dos y tres más que en los últimos comicios. Ni la aplicación del artículo 155 primero ni la cárcel para algunos dirigentes separatistas después ha perjudicado electoralmente a la agrupación antisistema.

Al otro lado de la urna, los constitucionalistas seguirían sin lograr una mayoría suficiente para gobernar. El retroceso de Cs inflaría levemente al resto. El PP se haría con 5-6 parlamentarios frente a los 4 que obtuvo el pasado diciembre. El PSC pasaría de los 17 escaños a los 20-22. La federación socialista catalana se beneficiaría de la llegada al poder de Pedro Sánchez. Su apuesta por el diálogo y el ofrecimiento de un referéndum de autogobierno gusta a su parroquia.

La escalada desde el bronce hasta el oro de ERC es común en la mayoría de las encuestas publicadas entre junio y agosto. Estos sondeos también diagnostican el descenso de Ciudadanos. Aunque el mayor perjudicado es JxC -Puigdemont-, los datos puestos sobre la mesa por este y otros medios otorgan la mayoría absoluta a los nacionalistas.

La indefinición y el baile de nombres afecta de dos maneras distintas: JxC cae considerablemente, pero los giros de Podemos -acaba de dimitir su líder en Cataluña, Xavier Domènech- no le granjean una pérdida, aunque tampoco una ganancia.

Los parámetros de intención de voto coinciden con una pregunta más general: ¿quieren los catalanes que su tierra sea un Estado independiente? Responde afirmativamente un 51,1%, exactamente un punto más que hace un año. Además, el 53% -independientemente de su ideología- cree que la independencia será una realidad más pronto que tarde.

Ficha técnica

Se han realizado 1.200 entrevistas a ciudadanos de 17 años o más, con derecho a voto en la totalidad de la provincias españolas, con una sobrerrepresentación de n=500 en Cataluña. Entre el 22 y el 30 de agosto de 2018. Fuente de datos mixta telefonía fija, móvil y panel online. Los datos de cada ítem son producto de una ponderación por sexo, edad, censo provincial y situación laboral. A las estimaciones de voto se le añade una postponderación basada en el recuerdo de voto. Los escaños son el punto medio de unas horquillas producto de las miles de combinaciones posibles aplicando el márgenes de error en voto a cada partido. El error teórico resultante es < +/- 3% para datos y +/- 2 diputados. El real es +/- 3 puntos por partido. Los teléfonos móviles son fruto de una generación aleatoria, los fijos una selección aleatoria de infobel © y los online de un panel propio. Las encuestas están automatizadas con sistema Gandia Integra © y SPSS © e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.