El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, González Pons.

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, González Pons.

Política

El PP pide a Sánchez que suspenda la aplicación de Schengen tras la extradición de Puigdemont por malversación

El presidente del Gobierno ha afirmado que lo importante es que será juzgado por tribunales españoles.

El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha asegurado este jueves que "hoy es un día muy triste para el proceso de integración" en la UE porque, según ha dicho, la decisión de un tribunal alemán acordando extraditar al expresidente catalán Carles Puigdemont solo por malversación, ha demostrado que la euroorden "no funciona". Por eso, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que suspenda la aplicación del Tratado de Schengen.

En concreto, la Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha considerado procedente la entrega del expresidente de la Generalitat por malversación de fondos públicos pero ha rechazado el cargo de rebelión. La extradición sólo se hará efectiva si lo aprueba la Fiscalía General alemana. El tribunal además ha resuelto que Puigdemont, que reside actualmente en Alemania, siga en libertad.

En declaraciones a los medios de comunicación en Bruselas, Pons ha afirmado que esa decisión del tribunal alemán ha demostrado que la euroorden no funciona" y, por lo tanto, "en estas condiciones, el Tratado de Schengen es un riesgo para los países que están en la Unión".

"Hoy ha quedado claro que si no confiamos los unos en los otros no podemos quitar las fronteras. Nosotros levantamos las fronteras convencidos en que los demás confiarán y, si algún delincuente se nos escapa, nos lo devolverán. Pero si los presuntos delincuentes se escapan y nuestros socios no nos lo devuelven, deberíamos plantearnos volver a poner fronteras", ha enfatizado.

PIDE TENER "DIGNIDAD" Y "ORGULLO" TRAS LA DECISIÓN

En este sentido, el eurodiputado del PP ha asegurado que si "algunos jueces" de un país tienen "un prejuicio" y "no confían" en España, deben tener la "suficiente dignidad y orgullo" para decir que a este "juego" no van a "jugar".

Por eso, González Pons ha demandado al Ejecutivo socialista que suspenda la aplicación del acuerdo de Schengen, por el que los países europeos acordaron en 1995 suprimir los controles de las fronteras interiores.

"Hoy le exijo, en nombre del PP, al presidente Sánchez que suspenda la aplicación del Tratado de Schengen en España como han hecho tantas veces otros países de la Unión, hasta que se aclare si la euroorden sirve para algo o no sirve para nada", ha resaltado.

Pons ha afirmado que España es un país "tan importante" y con "tanto orgullo" como cualquier otro y, por lo tanto, debería hacer "lo mismo que haría Alemania" en el caso de que alguien que "hubiera intentado atentar contra su Constitución se hubiera refugiado en España y nuestro país no se lo hubiera querido devolver".

Sánchez, sobre Puigdemont: lo importante es que será juzgado por tribunales españoles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha querido comentar este jueves la decisión de la Justicia alemana de extraditar al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sólo por el delito de malversación de fondos públicos. En su opinión, lo importante es que será juzgado por tribunales españoles.

Así lo ha dicho este mediodía en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Cumbre de la OTAN que ha tenido lugar el miércoles y el jueves en Bruselas. "Las resoluciones judiciales no se califican, se respetan, eso es lo que hace este gobierno, respetar todas ya sea las de España, Alemania o Bélgica", ha prescisado el jefe del Ejecutivo español al ser preguntado por la decisión de la Justicia alemana de no extraditar a Puigdemont por el delito de rebelión.

Para Pedro Sánchez, "lo importante en término de la Justicia" es que las personas involucradas en los hechos que ocurrieron en septiembre y octubre del pasado año en Cataluña "sean juzgadas por los tribunales españoles" y ha recalcado que "esto ocurrirá".

Sánchez ha insistido en que "desde el punto de vista político, la sociedad española espera" de este Gobierno que no califique las resoluciones judiciales, sino que las respete.