Josep Borrell junto a Pedro Sánchez, próximo ministro de Asuntos Exteriores.

Josep Borrell junto a Pedro Sánchez, próximo ministro de Asuntos Exteriores. Quique García EFE Madrid

Política RELEVO EN LA MONCLOA

Las 7 medallas que se ha colgado Josep Borrell en su lucha contra el separatismo

1. "La comparación de Torra con Le Pen es injusta. Para Le Pen"

Durante una entrevista en Antena 3 y preguntado por Quim Torra, Josep Borrell respondió que el décimo presidente de la Generalidad ni siquiera podría figurar en las listas de la ultraderecha francesa –en referencia al Frente Nacional de Marine Le Pen– por su historial en Twitter. Y añadió: "La comparación de Torra con Le Pen es injusta… para Le Pen".

En la misma entrevista, Borrell afirmó que Cataluña se encuentra al borde del enfrentamiento civil y que ello podría degenerar en "un incidente grave".  

2. Su libro Las cuentas y los cuentos de Cataluña

En él, Borrell y el empresario Joan Llorach desmontan dos de los principales mitos económicos del separatismo: las balanzas fiscales "a la alemana" y el supuesto déficit de 16.000 millones de euros, calculado en base a un método, el de flujo monetario, que engorda el déficit y no refleja los verdaderos flujos redistributivos.

En uno de los capítulos del libro, Borrell y Llorach demuestran que, según los cálculos de Oriol Junqueras, en unos pocos años la hipotética Cataluña independiente sería el país más rico del mundo y la renta per cápita de los catalanes alcanzaría los 200.000 dólares. Algo, obviamente, absurdo. 

3. Su entrevista en El Español de octubre de 2017

"Si viese TV3 todos los días, probablemente sería independentista" le dijo Borrell a Daniel Basteiro durante la entrevista concedida a este diario en octubre de 2017, el momento culminante del golpe de Estado separatista en Cataluña. En ella, el socialista arremetía incluso contra uno de los intocables de la alta burguesía barcelonesa: el conde de Godó: "El bando secesionista o independentista ha dedicado ingentes e ilimitados recursos desde las instituciones, con dinero público o aportados por figuras destacadas de la burguesía catalana. Algunos de sus representantes son, para más inri, Grandes de España, como el señor conde de Godó, que financia una de las emisoras que más vitriolo lanzan sobre el cerebro de los catalanes [RAC 1]". 

Entrevista a Josep Borrell: si yo viese TV3 sería independentista

4. Su debate con Oriol Junqueras en 8TV

Una masacre. El debate organizado por el canal privado catalán 8TV entre Josep Borrell y el por aquel entonces vicepresidente de la Generalidad de Cataluña y consejero de Economía y Hacienda autonómica fue un ejemplo de lo fácil que resulta desmontar las mentiras económicas del separatismo tirando de datos oficiales y sin necesidad de entrar en debates ideológicos o emocionales.

Para la historia, la absurda respuesta de Junqueras a una de las muchas obviedades que Borrell le recordó esa noche: la de que la posición oficial de la Comisión Europea respecto a Cataluña es que la región sería inmediatamente expulsada de la UE en caso de independencia. "Argumentos hay muchos", respondió Junqueras. 

5. Su discurso durante las manifestaciones de Societat Civil Catalana del 8 y el 30 de octubre de 2017

“Si se hubiese declarado la independencia, muchos de los que estáis aquí, acabaríais en el paro. El 155 lo ha impedido", dijo Borrell durante la manifestación convocada por SCC el 30 de octubre del año pasado y a la que acudieron un millón de catalanes según la organización y la delegación del Gobierno, y 300.000 según la Guardia Urbana de Ada Colau.

Durante su discurso, Borrell fue muy duro con Junqueras, al que calificó de "totalitario absoluto", y le negó a Carles Puigdemont el derecho a hablar en nombre de todos los catalanes. "Puigdemont puede hablar por una parte de Cataluña, pero yo también soy pueblo de Cataluña"

6. Desinfectando Cataluña durante un mitin del PSC

En Sabadell, y durante un mitin del PSC pocos días antes de las elecciones del 21-D, Borrell hizo una de sus afirmaciones más polémicas de los últimos meses. "Hay que cerrar las heridas, pero antes de cerrarlas hay que desinfectarlas", dijo el próximo ministro de Exteriores, y el nacionalismo hiperventiló como pocas veces lo había hecho antes

Al lado de esa frase, la afirmación de que Oriol Junqueras –claramente la bestia negra de Borrell– le recordaba "la arquitectura física y mental" del cura de su pueblo pasó relativamente desapercibida. Luego intentó matizar explicando el obvio sentido de su frase, pero el separatismo ya había dictado sentencia: "Los independentistas han tergiversado lo que dije. Limpiar la herida de la sociedad catalana no es lo mismo que decir que quiero desinfectar Cataluña".

7. Con Franco, las cosas serían mucho peores para el independentismo

Durante una entrevista concedida por Borrell al canal de televisión Arte HD en enero de este año, y preguntado por las habituales acusaciones de "franquismo" contra el Estado español, el socialista dio una respuesta que, de nuevo, concitó la crítica unánime del separatismo catalán: "El independentismo ha resucitado ahora el mito de la represión franquista. Pero hay que recordar lo que fue el franquismo. Si esto fuera todavía el franquismo, le aseguro que las cosas serían mucho peores para el independentismo".