El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya.

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. Ángeles Visdómine Efe

Política

El PSOE pide la comparecencia de Montoro en el Congreso por la imputación de su 'número dos'

El PSOE ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que explique la situación en la que se encuentra su secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, tras haber sido su 'número dos' llamado a declarar en calidad de investigado por presuntos delitos de prevaricación, falsedad en documento mercantil, malversación, cohecho y tráfico de influencias.

"Dada la gravedad de las acusaciones y sospechas que recaen sobre Fernández de Moya, exigimos la comparecencia de Montoro para que nos explique cuanto antes en qué situación se encuentra su secretario de Estado y cómo va a afectar al ejercicio de sus obligaciones y responsabilidades en su Ministerio", ha dicho la portavoz socialista de Hacienda, Patricia Blanquer.

La diputada ha recordado que el PSOE ya había solicitado la comparecencia del ministro al detectar "algunas situaciones en las que hacia utilización partidista de la información oficial del Departamento". Se quejaban en concreto de que desde la Secretaría de Estado de Hacienda, y antes de su publicación oficial, se hicieron públicos algunos resultados de la resolución de la Secretaría de Estado de Presupuestos sobre cofinanciación de estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado.

"Denuncia idéntica a otra archivada"

Por su parte, Fernández de Moya ha afirmado que su investigación por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad, se debe a una denuncia promovida por el PSOE idéntica a otra formulada en 2014 y que fue archivada por la Fiscalía.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios en Adra (Almería) al ser interpelado por su citación por un juzgado de Jaén para declarar en calidad de investigado como presunto autor de dichos delitos, por contratos de la época en la que fue alcalde de la capital jiennense.

Ha sostenido que de la "lectura" que hace de las informaciones publicadas por medios de comunicación, entiende que se trata de la misma denuncia que "fue archivada por el Ministerio Público, que dijo que este alcalde actuó siempre y en todo momento con el principio de legalidad en la mano".

En respuesta a la petición de IU para que dimita por la supuesta falta de credibilidad que esta investigación supondría para los presupuestos generales del Estado, ha insistido en que todavía no sabe de lo que se le acusa pero ha apuntado que "como cualquier ciudadano español", tiene derecho a defenderse.

"Máxime cuando esta causa fue archivada por la Fiscalía Provincial de Jaén, concretamente en abril de 2014. Sería bueno que se recordaran los antecedentes de esta causa, que ponían en valor un elemento extraordinariamente importante", ha dicho.

Elemento que, ha explicado, se traduce en el informe del secretario general del Ayuntamiento que establecía "claramente la plena validez" de su actuación, así como el emitido por el letrado jefe de los servicios jurídicos del Consistorio y el propio archivo de la denuncia por parte del fiscal.

"Por lo tanto, a esos hechos me remito y una vez reciba la citación oficial por parte del juzgado competente estaré a su disposición para dar todas las explicaciones oportunas", ha añadido.

"Mi patrimonio es mi honestidad, mi integridad personal y esa no la va a destruir nadie. Afortunadamente vivimos en un Estado de derecho y tendré la oportunidad de defenderme cuando reciba esa citación judicial", ha concluido.