Quim Torra toma posesión de su cargo como presidente de la Generalitat.

Quim Torra toma posesión de su cargo como presidente de la Generalitat. Efe

Política El desafío separatista

Interior obliga a Torra a aplazar su visita a los presos hasta después de formar gobierno

El presidente catalán, Quim Torra, ha pospuesto al próximo lunes el viaje que tenía previsto realizar este viernes a las prisiones de Estremera, Soto del Real y Alcalà Meco para visitar a los presos independentistas "por razones organizativas y logísticas a petición del ministerio del Interior", según fuentes de la Generalitat.

Catalá valora el gobierno de Cataluña

Torra había enviado una carta al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para informarle de que quería visitar a los políticos separatistas en prisión preventiva, este viernes, después de su toma de posesión.

En la carta, el nuevo presidente de la Generalitat mencionaba que deseaba visitar a los exconsellers Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull en la prisión de Estremera (Madrid).

También a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en el centro penitenciario de Soto del Real, y a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa en Alcalá Meco (Madrid).

Torra, que ha pospuesto para el lunes la visita que tenía prevista a los políticos presos, ultima los flecos de su Govern, en el que se sigue sopesando la posibilidad de "restituir" a exconsellers cesados con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Fuentes independentistas consultadas por Efe han señalado que, por un lado, el exconseller de Cultura Lluís Puig, uno de los nombres que sonaba para asumir -al menos inicialmente, de manera simbólica, hasta que fuera impugnado el nombramiento- la cartera que tenía antes del 155, ha visto modificada su situación procesal al ser rechazada por Bélgica la euroorden que pesaba sobre él, por lo que debería venir a Barcelona para tomar posesión, algo hoy impensable.

En esa misma situación se encuentra el exconseller de Salud Antoni Comín, quien dijo que quería hablar primero con Torra antes de tomar una decisión al respecto de su posible restitución, aunque en ERC, su grupo parlamentario, ven con reticencias esta hipótesis.

Por su parte, según las fuentes consultadas, Jordi Turull y Josep Rull meditan con sus abogados la conveniencia de aceptar la oferta de restitución -ni que sea simbólica y por unos días-, por los efectos que pueda tener en su proceso judicial.

Para acabar de cerrar la composición del Govern, será decisiva la visita de Torra a Estremera, donde prevé hablar, entre otros, con Turull, Rull y el presidente de ERC, Oriol Junqueras.

Fuentes republicanas han expresado sus recelos hacia el acto de toma de posesión de Torra, no sólo por su brevedad y austeridad, sino también por la organización del evento, muy "cerrado, poco transparente y sin invitados".