Rivera y Valls se saludan en la última manifestación de Sociedad Civil en Barcelona.

Rivera y Valls se saludan en la última manifestación de Sociedad Civil en Barcelona. Efe

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

Valls da su penúltimo paso hacia Cs con una propuesta unitaria que PP y PSC rechazan

El ex primer ministro francés admite que liderar el Ayuntamiento de Barcelona es una idea que le seduce. Anunciará su decisión antes de que acabe el verano.

Noticias relacionadas

Manuel Valls ha dado otro paso hacia el sí quiero a la candidatura de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona. El ex primer ministro francés ha tendido la mano a los partidos constitucionalistas para liderar una lista única para las elecciones municipales de mayo del 2019. No es un cambio de tercio, como a priori pueda parecer. Fuentes de Ciudadanos dicen que el ofrecimiento de Valls es quemar otra etapa en su más que seguro desembarco en la política española de la mano del partido naranja.

"Tenía que hacerlo", dicen estas fuentes sobre la oferta de lista única del constitucionalismo. "Pero él mismo sabe que es inviable".

Decisión en verano

Valls sigue deshojando la margarita sin desvelar todavía si acepta o no la oferta que le hizo Albert Rivera. En una entrevista que ha concedido a Catalunya Radio ha dejado entrever que el Ayuntamiento de Barcelona es una opción que le gusta. Valls ha reconocido que "hay mucha gente" que le ha hablado de liderar una candidatura para la alcaldía de Barcelona y que está evaluando "la idea" de una plataforma de partidos abierta, si bien aún no ha tomado ninguna decisión al respecto.

"Una candidatura de un equipo, de un proyecto, de una plataforma abierta, que no sea de un solo partido" es la que parece más atractiva a Valls, que se ha marcado el próximo verano como plazo máximo para tomar una decisión, según ha dicho.

El también diputado de la Asamblea francesa ha explicado que estas semanas está hablando "con mucha gente, de la sociedad civil, con empresarios, con intelectuales, gente de Barcelona", para ver si es posible configurar esa plataforma de partidos que el político entrevé como una posible opción para concurrir a las municipales.

Fuentes de Ciudadanos consideran que el paso que ha dado Valls es normal. El ex primer ministro ha participado en actos de Sociedad Civil, que es una plataforma transversal que agrupa a todas las fuerzas constitucionalistas. Sin embargo, la oferta concreta que Valls tiene encima de la mesa es de Rivera. Por eso, ven imposible que partidos como el PSC y el PP acepten esa confluencia. Inés Arrimadas ya se comió buena parte del espacio electoral de estas dos formaciones en las elecciones del 21-D.

Conocer más Barcelona

Valls ha admitido que la alcaldía de Barcelona es un "proyecto precioso, único". Pero ha insistido en que todavía no ha tomado la decisión. Lo que sí ha reconocido es que si acepta la nominación tendrá que conocer mucho más Barcelona y sus problemas. Valls tendrá que renunciar a su escaño en la Asamblea de Francia.

Valls ha recordado que nació en Barcelona y que en esa ciudad ha pasado los veranos de su infancia y adolescencia. "Conozco bien la ciudad, pero habrá que documentarse más para no decirle mentiras a la gente", ha dicho.

Rivera confirma la opción de Valls a la alcaldía de Barcelona