Inés Arrimadas, durante su rueda de prensa en la Eurocámara

Inés Arrimadas, durante su rueda de prensa en la Eurocámara Stephanie Lecocq/EFE

Política

El mensaje de Arrimadas a la UE: "Puigdemont no representa a Cataluña"

La líder de Ciudadanos concede entrevistas en Bruselas a Der Spiegel y Politico para contrarrestar el discurso independentista.

Bruselas

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quiere dar la batalla por el relato sobre la crisis catalana en la opinión pública europea. Una batalla que de momento va ganando el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemontque cuenta con un apoyo mayoritario por ejemplo en Alemania, donde el tribunal de Schleswig-Holstein ha denegado entregarle a España por el cargo de rebelión. En una visita relámpago a Bruselas, Arrimadas se ha reunido con dirigentes del grupo liberal en la Eurocámara y ha concedido entrevistas a medios como Der Spiegel Politico para contrarrestar el discurso de Puigdemont y hacer valer su posición de primera fuerza política en Cataluña

"Estamos aquí como fuerza ganadora de las elecciones para decir a toda Europa que el señor Puigdemont no representa a Cataluña, no es el presidente de Cataluña, ni siquiera en sus discursos incluye a la mayoría no independentista", ha dicho Arrimadas en una rueda de prensa en la Eurocámara. "El señor Puigdemont hoy sólo puede representar al segundo partido en Cataluña, que quedó detrás de Ciudadanos", ha resaltado. 

"Vamos a seguir trabajando para que en toda la UE se conozca cuál es la realidad, se conozca que Cataluña somos todos, que ni siquiera hay una mayoría social a favor de la independencia", señala la líder de la formación naranja. "Queremos que la mayoría social en Cataluña, que se siente catalana, española y europea y que quiere seguir siéndolo, sea escuchada también en el corazón de Europa", agrega. Aunque ha eludido pronunciarse sobre si el problema es que el Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho dejación de funciones en materia comunicativa.

El segundo mensaje que Arrimadas quiere trasladar a la opinión pública europea es que la crisis catalana "no es un problema entre Cataluña y el resto de España". "Es un conflicto social entre catalanes, entre familias, entre partidos, entre grupos de amigos, como siempre provoca el nacionalismo"es un conflicto entre catalanes como siempre provoca el nacionalismo. La receta de Ciudadanos para resolverlo es "un diálogo interno en Cataluña, siempre y cuando todas las fuerzas políticas, por supuesto las separatistas, respeten la legalidad".

Un peligro para toda Europa

El tercer mensaje de la líder de Cs a Bruselas y Berlín es en realidad un aviso. "Hay que hacer un esfuerzo para que todo el mundo entienda que lo que está ocurriendo en Cataluña es un peligro para toda Europa. La UE se fundó precisamente para superar debates nacionalistas e identitarios como los que está defendido ahora mismo el señor Puigdemont", sostiene Arrimadas.

En su visita a Bruselas, no ha querido pronunciarse sobre la decisión de la justicia alemana sobre Puigdemont. La consigna es respeto a los jueces, tanto a los españoles como a los alemanes. Pero sí ha abogado por una mejora de la cooperación judicial en la UE. "Por supuesto que nos gustaría mejorar la coordinación judicial y el reconocimiento y la confianza mutua entre todos los países europeos también en su sistema judicial", ha asegurado.

Tampoco ha querido comentar las acusaciones de terrorismo y rebelión que la fiscalía ha realizado contra miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República. Eso sí, ha arremetido contra los partidos independentistas por negarse a condenar la violencia violencia. "Estamos muy sorprendidos y muy decepcionados porque cuando hemos presentado una propuesta para condenar la violencia, los partidos independentistas se han negado a hacerlo y eso es muy preocupante", ha lamentado Arrimadas.