La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en una imagen de archivo. Efe

Política SE REÚNEN ESTE FIN DE SEMANA EN SEVILLA

El PP quiere que Cifuentes zanje ya la polémica del máster para no empañar la convención nacional

Confían en que las explicaciones que dé en la Asamblea este miércoles sirvan para apagar el incendio que aún no ha sido capaz de sofocar.

El Partido Popular se prepara para ponerse a punto este fin de semana en Sevilla. Y lo hace con un temor: que el polémico máster de Cristina Cifuentes protagonice el cónclave que reunirá a todos los militares del partido conservador en Andalucía para poner a punto al partido de cara a las elecciones de 2019.

Desde hace dos semanas, la presidenta de la Comunidad de Madrid está atrapada en un mar de contradicciones sobre la legalidad de un máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. En la cúpula del PP mantienen un silencio sepulcral a la espera de que Cifuentes de un "golpe de efecto" que zanje de una vez por todas la citada cuestión.

Cifuentes se matriculó de su máster tres meses fuera de plazo

La teoría más extendida por la planta noble de Génova es que Cifuentes "está pagando el precio que puso por terminar con el pasado más corrupto del PP de Madrid". Hablan de "una cacería" contra una de las caras más reconocidas del partido por haber denunciado ante la Fiscalía las tropelías de su antecesor, Ignacio González. "Si termina por dimitir, el PP de Madrid no tiene cantera para sustituirle", se lamentan en el partido.

Rajoy y Cifuentes, en contacto

Los tiempos no acompañan a Cifuentes, a quien dentro de pocos meses el presidente del partido tendrá que revalidar en el cargo si decide presentarla de nuevo a las elecciones autonómicas de 2019. Fuentes cercanas a Rajoy y a la presidenta madrileña reconocen que los dos mandatarios han estado en contacto en los últimos días para hablar sobre una cuestión que ha mantenido escondida a la líder del PP madrileño desde hace una semana. De momento, las fuentes consultadas aseguran que "sigue siendo la candidata del presidente del Gobierno" a la Comunidad de Madrid.

La manera con la que Cifuentes ha encarado esta crisis tampoco ha gustado en Génova. Acostumbrada a dar la cara cada vez que se le requería, esta vez ha sorprendido que su respuesta haya sido "salir por plasma a anunciar una querella contra los periodistas que publicaron la información". Compañeros de partido también echan de menos que la presidenta "presente a los medios el trabajo fin de máster que se pone en cuestión. ¿Si lo tiene por qué no lo presenta ya?", se preguntan. 

Una de las candidaturas más solventes

Elija un camino u otro, en la dirección nacional del PP quieren que el asunto se resuelva "cuanto antes". Nadie quiere que la convención de Sevilla se convierta en un seguimiento a Cifuentes y abrir dudas sobre una de las candidaturas que, hasta ahora, era de las más solventes.

La presidenta tiene que explicarse en la Asamblea madrileña el miércoles por la tarde. La oposición forzó un pleno sobre el asunto y Cifuentes no tiene más remedio que explicarse en el Parlamento regional. Ciudadanos, el partido que sustenta al Gobierno de Madrid, espera de hecho unas explicaciones convincentes para decidir si retira o mantiene su apoyo hasta el final de la legislatura. En el PP cruzan los dedos y confían que las nuevas explicaciones "sirvan por fin para acabar con el tema" y dejar a Mariano Rajoy celebrar su convención nacional sin sobresaltos ni escándalos.