Varios agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, en la manifestación de Barcelona.

Varios agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, en la manifestación de Barcelona. Efe

Política LOS PRESUPUESTOS

Montoro bloquea la promesa de Zoido de igualar a policías y guardias civiles con los Mossos

El ministro del Interior se ha comprometido con sindicatos y asociaciones policiales a desembolsar 1.500 millones en tres años, pero su compañero en el Gobierno pretende rebajar la cifra.

Gonzalo Araluce Jorge Sáinz

Al Gobierno se le ha abierto un frente interno a cuenta de la equiparación salarial entre cuerpos policiales. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es reacio a comprometer los 1.500 millones en tres años y busca fórmulas alternativas para mejorar la situación salarial de policías nacionales y guardias civiles en comparación con Mossos y Ertzaintza. Pero ya no se habla de "equiparación", sino de "mejora sustancial de salario".

Las reservas de Hacienda, que según ha sabido EL ESPAÑOL ve prioritarios otros gastos, han provocado un pulso entre Montoro y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en el seno del Consejo de Ministros. Zoido ha comprometido su palabra con los sindicatos policiales. Y Ciudadanos, socio de referencia del Gobierno en el acuerdo presupuestario, amenaza con tumbarlo si la equiparación no está recogida en el proyecto de ley.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo esta semana en el Foro ABC que su intención es aprobar los Presupuestos de este año. Sin embargo, y a diferencia de otras comparecencias, Rajoy no ha querido poner un plazo. El tiempo corre en contra del Ejecutivo. "Todavía estamos a tiempo", aseguró Rajoy. "El pacto presupuestario es posible y es lo mejor para el conjunto de los españoles".

Dudas sobre los 1.500 millones

El plan, cuestionado ahora por Montoro, prevé un incremento anual progresivo del sueldo de policías y guardias civiles hasta alcanzar la plena equiparación con los cuerpos autonómicos en 2020. La primera partida destinada a la subida salarial en los Presupuestos del 2018 rondaría los 500 millones de euros. Y habría otros 500 en 2019 y los últimos 500 millones en 2020: 1.500 millones en tres años.

El sueldo neto de un guardia civil o un policía nacional recién salidos de la academia es de entre 1.400 y 1.500 euros al mes, frente a los casi 2.000 que cobran en las mismas circunstancias sus homólogos de las policías autonómicas.

Montoro ha deslizado que es un gasto excesivo. Hacienda ve prioritarias otras partidas de gasto. En una conversación informal con periodistas esta semana, Montoro avaló la equiparación pero no concretó cifras. El ministro dijo que su propuesta no sólo será equiparación, sino una subida de sueldo pero no precisó cómo se realizaría. Además, anunció que podría utilizar la vía del decreto si finalmente no hay Presupuestos.  

La equiparación salarial, una reivindicación histórica de los sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles, es uno de los últimos asideros de Zoido tras su cuestionada gestión del 1-O. El ministro se enfrenta a además a un movimiento organizado sin precedentes, Jusapol (acrónimo de Justicia Salarial Policial), que ha unido a policías y guardias civiles en manifestaciones multitudinarias por todo el país.

El otro problema para el Gobierno es externo. Ciudadanos es el partido que ha conseguido abanderar esta reivindicación de la mano de su portavoz en el Congreso, Miguel Gutiérrez. Además, el líder del partido, Albert Rivera, participó en la marcha de Jusapol en Barcelona. Ciudadanos ha hecho de la equiparación una línea roja. Si no se comprometen los 1.500 millones en tres años no apoyará los Presupuestos.

Zoido se reúne con los sindicatos

El pasado 16 de enero, Zoido se reunió con los representantes de los sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía y de las asociaciones de la Guardia Civil. El encuentro del ministro del Interior con los portavoces policiales fue fructífero. O, al menos, eso pareció a su término: “Ha sido una larga negociación”, apuntaba un representante sindical a EL ESPAÑOL. Zoido había dado su palabra: 1.500 millones de euros a repartir en tres años para alcanzar la equiparación salarial.

A partir de ahí, comenzaron a llegar los matices. Portavoces sindicales afirman que los representantes de Interior, en encuentros posteriores, insistieron en que Zoido había prometido un fondo de “hasta 1.500 millones”, y no esa cifra en firme, que daban por hecha.

“Zoido ha prometido 1.500 millones para la equiparación salarial. A la hora de la verdad, en la mesa técnica de la equiparación, no aporta un solo euro”, apuntan desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP). “Las asociaciones de guardias civiles y sindicatos policiales advierten al Gobierno acciones si no cumple su promesa de abonar 1.500 millones de euros en tres años para lograr la equiparación con las policías autonómicas”, añade la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).