Rivera, en la manifestación de Jusapol en Barcelona.

Rivera, en la manifestación de Jusapol en Barcelona. Enric Fontcuberta Efe

Política LA BATALLA DEL CENTRO-DERECHA

Rivera vuelve a denunciar la corrupción del PP y Rajoy le tilda de "oportunista"

"El PP es un partido que arrastra con los pies la corrupción" y, sobre todo, que "no limpia", critica el líder de Cs.

Albert Rivera ha vuelto a la carga contra el PP por sus casos de corrupción. El líder de Ciudadanos ha recordado que "el PP es un partido que arrastra con los pies la corrupción" y, sobre todo, que "no limpia". Rivera ha insistido en los Presupuestos del 2018 están a expensas de que Mariano Rajoy aparte a la senador Pilar Barreiro, imputada por la trama Púnica. Así lo exige el acuerdo de investidura suscrito por ambos partidos.

No es la primera vez que Rivera atiza al PP con la corrupción. La novedad es que Rajoy, consciente del desgaste y tras el mal resultado en Cataluña, ha respondido. En un acto en Sevilla, el presidente del Gobierno ha acusado a la formación naranja de "oportunista" por no cederles un diputado para formar grupo parlamentario en Cataluña. 

Rajoy advierte que un Puigdemont "fuera de la realidad" no puede condicionar

Rivera y la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, han participado este sábado en la manifestación de policías nacionales y guardias civiles organizada por el colectivo Jusapol, que reivindican la equiparación salarial de los cuerpos nacionales con los Mossos y otras policías autonómicas. La manifestación ha tenido lugar en Barcelona.

Es el 'caso PP'

Las últimas revelaciones de Gürtel apuntan directamente al ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, como conocedor de la presunta financiación irregular del Partido Popular y al propio partido como el que "decidía si se pagaba en A o en B". Sobre estas novedades, Rivera ha precisado que no se trata de una ramificación aislada en Valencia, sino que estamos ante el "caso PP".

"No estamos ante el caso Gürtel ni un caso valenciano, sino que se trata de una ramificación del caso PP", ha dicho Rivera. "El futuro de España pasa por un Gobierno limpio de corrupción".

En ese sentido, Rivera ha recordado que Rajoy todavía no se ha pronunciado sobre el futuro de la senadora Barreiro, que declaró hace unos días como investigada por trama Púnica. Ciudadanos ha exigido la dimisión de Barreiro en cumplimiento del pacto de investidura que tienen firmado y que contempla apartar a los cargos imputados por corrupción política. Ciudadanos mantiene que su preacuerdo para los Presupuestos del 2018 corre peligro si el PP no pide el acta a la senadora.

"Es mucho mejor reaccionar que dejar que se pudran los temas", ha asegurado Rivera, recordando la polémica con el ex presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que acabó dimitiendo.  

Rivera ha explicado que el partido naranja quiere ganar en las urnas al PP para presentar un proyecto alternativo para el futuro de España que "no pase por un Gobierno bajo sospecha de corrupción".

Rajoy, por su parte, ha seguido la nueva estrategia de ataque a Ciudadanos que estrenó el PP tras su estrepitosa derrota en Cataluña. El jefe del Ejecutivo ha lamentado que "algunos ahora, por lo visto, no quieren que la voz del Partido Popular, disponiendo de un grupo, se oiga con fuerza en el Parlament defendiendo las posiciones de los constitucionalistas".

Ciudadanos ha dicho esta semana que la cesión de un diputado al PP sería falsear los resultados del 21-D y que ese grupo costaría 800.000 euros a los catalanes. 

Puigdemont no será presidente

En cuanto a la investidura en Cataluña, Arrimadas le ha dicho este sábado a Carles Puigdemont "que se vaya olvidando de volver a ser president"porque "es imposible que un fugado de la justicia con graves causas judiciales a sus espaldas y desde otro país pretenda gobernar Cataluña".

La líder de Ciudadanos en Cataluña ha dicho que la "negra etapa de Puigdemont" ha pasado y ha considerado que "no puede ser que la primera medida" del presidente del Parlament, Roger Torrent, sea "irse a ver a Puigdemont, que está fugado de la justicia del país y encima hacerlo con dinero público". 

"Me parece que hay que retomar la dignidad del Parlament y volver a una etapa de seriedad", ha dicho. Arrimadas ha pedido a los partidos independentistas "que reconozcan en público lo que todos reconocen en privado" y que admitan así que Puigdemont no puede ser investido de forma legal.