Oriol Junqueras a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional

Oriol Junqueras a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional Efe

Política

Junqueras pide "tejer complicidades" con los 'comuns' en una carta desde prisión

El exvicepresidente del Govern ha destacado la importancia de "un proyecto de convivencia global, de futuro en libertad".

"La mano debe estar extendida". El exvicepresidente del Govern de la Generalitat Oriol Junqueras ha pedido en una carta desde la cárcel llegar a acuerdos con los 'comuns', Ada Colau y Xavier Domènech. Ha alegado que es necesario "tejer complicidades con aquellos que, desgraciadamente, equiparan república y 155 por dolorosa e incomprensible que a veces nos resulte su actitud".

Junqueras ha destacado en la misiva a los militantes que "importa un proyecto de convivencia global, de futuro en libertad", por lo que ha pedido que se alcancen estos pactos.

También ha apelado a que tras la campaña hace falta decir "alto y claro que nuestro candidato es también el presidente legítimo Carles Puigdemont y el conjunto del Govern".

Del mismo modo, ha aseverado que las elecciones del 21 de diciembre, a las que ha tildado de "ilegales" por haberlas convocado Mariano Rajoy y no Puigdemont, "hay que ganarlas".

El exvicepresidente del Govern ha afirmado que los partidos favorables a la aplicación del artículo 155 han intentado "legitimar la destitución del presidente, el vicepresidente y de todo el Govern". Ha defendido la legitimidad del Govern cesado: “Todos y cada uno de los consejeros, tanto los que están en Bruselas como los que estamos en la prisión”.

Se ha referido también a Marta Rovira, secretaria general de ERC: "Ya va siendo hora que una mujer esté al frente de este país. Una mujer que nunca se rinde, con determinación. Sensata y audaz, terca y obstinada pero también dialogante y pactista".

En la carta dirigida a la militancia, Junqueras reconoce que el Govern cometió errores en su proyecto independentista, como no haber previsto la "represión" que el Estado aplicaría contra Cataluña.

"Ciertamente, también se han cometido errores. Sí. Ingenuos, creímos que el Estado nunca no se atrevería a aplicar estos niveles de represión. O que la UE no permitiría que el Gobierno del PP, en nombre de la unidad de España, tolerase tantos golpes contra la ciudadanía", reflexiona en el texto.