Sánchez y Cuixart en su comparecencia en la Audiencia Nacional

Sánchez y Cuixart en su comparecencia en la Audiencia Nacional Efe

Política

La Audiencia Nacional confirma por cuatro a uno la prisión de los 'Jordis' y su competencia en el caso

Avala a la jueza Lamela, que apreció un serio riesgo de que vuelvan a realizar actos de sedición. La decisión se ha tomado por 4 votos a 1.

La Sala Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado este viernes los recursos de apelación interpuestos por Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, líderes de Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, contra la decisión de la jueza Carmen Lamela de encarcelarlos de forma preventiva por un presunto delito de sedición. Los Jordis seguirán, pues, en la prisión de Soto del Real, donde el 16 de octubre entraron en prisión preventiva.

La Sección Penal Segunda, con ponencia del magistrado Ángel Hurtado, ha tomado otra decisión trascendente: confirmar su competencia para conocer este proceso, cuestionada por las defensas de los investigados.

La juez deja libre a Trapero y encarcela a Sánchez y Cuixart por sedición

Los recursos interpuestos contra la competencia de la Audiencia Nacional, con los que se pretendía que el presunto delito de sedición fuera conocido por los Juzgados de Barcelona, han sido rechazados, aunque la resolución de la Sala no se conocerá hasta la próxima semana ya que pudiera haber un voto particular.

Ambas decisiones, según ha sabido EL ESPAÑOL, han sido adoptadas por cuatro votos frente a uno. El magistrado discrepante es José Ricardo de Prada.

Las diligencias abiertas por Lamela -que ha recibido en poco tiempo un doble aval de la Sala- comenzaron tras una denuncia de la Fiscalía relativa al asedio que sufrió la comisión judicial que acudió a la Consejería de Economía para practicar un registro judicial el pasado 20 de septiembre.

La investigación realizada desde entonces ha puesto de manifiesto, además, el "papel esencial" de los Jordi -en palabras de la instructora- en la estrategia diseñada por los independentistas para imponer la ruptura de Cataluña con España al margen de cualquier vía legal.